Fitch destaca la evolución positiva de la economía española y mejora su perspectiva para el futuro. REUTERS/ED/archivo

España acabará 2016 con más riqueza de la esperada

stop

El PBI terminará el año con un crecimiento del 2,9% frente al 2,7% previsto; De Guindos avanza que los bancos españoles aprueban las últimas pruebas europeas de solvencia

Ismael García Villarejo

Fitch destaca la evolución positiva de la economía española y mejora su perspectiva para el futuro. REUTERS/ED/archivo

Madrid, 29 de julio de 2016 (13:39 CET)

El gobierno español revisó el viernes al alza la previsión de crecimiento de la economía española al 2,9% del producto interior bruto (PIB) para el cojunto de 2016, desde el 2,7% anterior y prevé una moderación en 2017. El Ejecutivo revisó ligeramente a la baja la previsión de crecimiento para el año que viene al 2,3% desde el 2,4% que estimaba en abril.

La revisión se produce con un gobierno aún en funciones tras dos elecciones generales en seis meses, mientras el Partido Popular intenta sumar apoyos para someter a su líder, Mariano Rajoy, a una investidura. Respecto a la tasa de paro, el Gobierno prevé que se sitúe a cierre de 2016 en 18,6%, y que descienda en 2017 al 16,6%.

El ministro en funciones de Economía, Luis de Guindos, avanzó que la banca española ha pasado sin sustos las pruebas de solvencia de la autoridad bancaria europea (EBA, por sus siglas en inglés). Las proyecciones de PIB contrastan con el enfriamiento de la economía que ha detectado el Banco de España durante el segundo trimestre del año.

Proyecciones conservadoras

De Guindos aseguró, por ello, que las nuevas proyecciones macro son conservadoras y tienen en cuenta, además de la previsible desaceleración de la economía mundial el año próximo, los efectos de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (EU). "El impacto del brexit va a ser especialmente relevante, no sólo en el Reino Unido, sino también en toda Europa continental y está incluido en las previsiones". De no haberse producido la ruptura de la UE, el PIB se expandiría "entre dos y tres décimas mayor".

Por otro lado, "estamos suponiendo que en el segundo semestre de 2016 hay una desaceleración, que no tiene porqué producirse", dijo De Guindos. "El tercer trimestre puede ser todavía fuerte en términos de PIB". El ministro también destacó que la balanza de pagos podría presentar este año un excedente de cuenta corriente próximo al 2% del PIB.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad