Bomberos de Barcelona se desinfectan tras realizar un servicio. EFE/ Marta Pérez/Archivo

España no recuperará el nivel de empleo previo a la crisis hasta 2023

stop

BBVA Research calcula que se perderán más de 500.000 empleos de forma estructural entre 2020 y 2021

Madrid, 21 de abril de 2020 (13:22 CET)

El empleo volverá a ser el gran caballo de batalla en la salida de la crisis económica que el coronavirus está dejando en España. De acuerdo con las previsiones de BBVA Research, la tasa de desempleo se irá por encima del 20% este ejercicio y el PIB caerá un 8%, por lo que los niveles de empleo previos a la crisis -la EPA del cuarto trimestre de 2019 mostró un nivel de desempleo del 13,78%-, no se recuperarán hasta 2023.

Estos cálculos, además, están muy condicionados porque para lograr ese objetivo "se tendría que reducir el desempleo al ritmo similar a la anterior recuperación, en la que se contrajo en dos puntos por año el desempleo", han explicado los expertos durante la presentación de su informe trimestral sobre las perspectivas económicas.

La crisis del coronavirus, además, puede cambiar estructuralmente el mercado de trabajo en España. BBVA apunta a que la recuperación tendrá un ritmo distinto dependiendo de cada sector y augura que por su tipología sanitaria, que obliga a un mayor distanciamiento social, podría cambiar hábitos de consumo. "Parece complicado que los vuelos comerciales vayan a alcanzar pronto los anteriores niveles de ocupación", apuntaron.

En este sentido, el equipo de estudios del banco que preside Carlos Torres anticipa que entre 2020 y 2021 se puedan destruir 500.000 empleos de manera estructural. El BBVA atribuye esta erosión al modelo de empleo -con una elevada temporalidad- con el que cuenta España.

De hecho, destaca que una gran parte de la pérdida de empleo que se registró en marzo vino justo de la no renovación de contratos temporales. En conjunto, la entidad calcula que el coste en empleo de la crisis de la Covid-19 robará 1,3 millones de empleos en dos ejercicios.

Las previsiones, con mucha incertidumbre

Al igual que las estimaciones dadas por el Banco de España este lunes, BBVA por primera vez ha presentado estimaciones de impacto por horquillas. El banco estima que el PIB español se contraerá entre un 5,5% y un 10,5% en 2020 y que la recuperación de 2021 se ubicará en la horquilla comprendida entre el 4,2 y el 7,2%. Su escenario base, que contempla que el confinamiento se prolongue dos meses, es un descenso del 8% en 2020 y una recuperación del 5,7% un ejercicio después.

Con esta matizaciones, el banco señala, igual que otros analistas, que existen muchas incertidumbres sobre la profundidad del descenso -el pico de la V-, ya que se desconoce la capacidad productiva que actualmente está utilizando España. 

Con ingredientes como el teletrabajo, los modelos económicos que se utilizan difieren de los históricos -por ejemplo el que podría utilizarse pensando en la gripe de 1918-. La primera demostración del impacto será la publicación del dato del primer trimestre.

En ese sentido, augura que, en el "mejor de los escenarios", el descenso del PIB hasta el 31 de marzo (con solo quince días de estado de alarma), será del 3%.

Respeto al endeudamiento y el déficit, el BBVA espera que se mantenga por debajo del 120% tanto en 2020, como 2021, con una diferencia entre ingreso y gasto público del 10,8 y del 6,7%, respectivamente.

El banco calcula que el coste de las medidas de soporte económico que ha puesto en marcha el Gobierno equivalen a un 2,6% del PIB.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad