Los españoles tienen miedo a endeudarse. Foto:Pixabay

Miedo a la banca: más de la mitad de los españoles teme endeudarse

stop

Una encuesta del comparador Helpmycash deja claro cuántos españoles no quieren pasarse con sus gastos habituales

Madrid, 23 de noviembre de 2019 (11:39 CET)

Hay miedo a los préstamos de los bancos. Así lo afirma una encuesta realizada por el comparador de productos financieros HelpMyCash.com a más de 750 participantes, en la que concluye que más de la mitad de los encuestados, concretamente el 65,7%, temen pedir un préstamo personal.

La razón principal por la que este tipo de productos dan miedo es porque son caros y por la dificultad para entender la letra pequeña de los contratos, dicen el 38% y el 27%, respectivamente.

Esta cifra, no obstante, ha mejorado con respecto a la encuesta del año anterior. En el formulario antiguo eran siete de cada diez (73,6%) los españoles que tenían aversión a los préstamos. Las razones, eso sí, siguen siendo las mismas.

Como dicen desde HelpMyCash.com, es normal que pedir un préstamo personal nos genere respeto y algo de miedo a sobreendeudarse. Su propia investigación concluye con que al 10,8% de los españoles lo que más miedo les da de un banco son los intereses de los préstamos y de las hipotecas, por encima de otras cuestiones como la ausencia de oficinas o la nacionalidad de la entidad.  

Los encuestados tiene como preferencia pedir financiación para reformar una casa o comprar un coche 

Pero no todos los proyectos para los que pedimos un préstamo producen el mismo temor. Los españoles están más dispuestos a pedir financiación para reformar una casa o comprar un coche. 

La vivienda, principal objetivo de los préstamos

¿Cuántos? La tercera parte de los encuestados, el 33%, afirmaron que reformar una casa es la finalidad para la que menos miedo les da endeudarse. Este tipo de financiación incluye desde los grandes préstamos para reformas integrales hasta la financiación para la compra de muebles.

El año pasado, esta finalidad también fue la que menos miedo generó, aunque con un porcentaje más bajo (29,75%). La segunda finalidad para la cual los españoles están más dispuestos a endeudarse es la compra de un coche (25,5%), tanto para coches eléctricos, híbridos como de combustión.

Para qué no se piden préstamos

Siguiendo los datos de la ncuesta realizada por HelpMyCash.com, en el otro extremo están los préstamos para la financiación de estudios y la de productos tecnológicos. Son, sin duda, los que más miedo generan al solicitarlos, con solo un 11,7% y un 9,4% de aceptación respectivamente.

Dos de cada diez españoles nunca solicitarían financiación para un proyecto personal

De hecho, sigue habiendo un 19,3% de personas que nunca solicitaría financiación para ningún tipo de proyecto. La cifra solo ha bajado en 1,5 puntos porcentuales con respecto al año pasado, cuando el porcentaje alcanzó el 20,83%.

Así se pierde eel miedo a endeudarse

¿Qué se puede hacer para que no dé miedo contratar un préstamo? Para HelpMyCash.com la primera cuestión es fácil: perderle el miedo. Los últimos datos publicados por el Banco de España, la TAE media de los préstamos personales es del 8,35%. Es decir, cualquier préstamo por debajo de este porcentaje será una oferta barata.

Pero desde el comparador lanzan una advertencia: Eso sí, es importante tener en cuenta la TAE, ya que el TIN nos indica el interés, pero la TAE incluye tanto el interés como las comisiones y es el porcentaje que nos permitirá comparar entre diferentes productos de varias entidades bancarias.

Otra de las dudas es cómo perder el miedo a la letra pequeña, a no entender qué quieren decir en algunas partes de los contratos. HelpMyCash.com cree que es fácil de solucionar, aunque implica un poco más de trabajo.

"Cuando tenemos una oferta de financiación debemos leer el contrato con detenimiento y apuntar cualquier duda o cuestión que nos surja para preguntar a nuestro agente", indican.

Otra solución es revisar conceptos técnicos por internet y solucionar dudas utilizando comparadores de productos financieros. "Es importante no dejar ningún cabo suelto que no entendamos antes de firmar para que, cuando contratemos financiación, lo hagamos de manera segura y confiada", concluyen.

Hemeroteca

Finanzas personales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad