stop

El magistrado abre juicio oral contra la antigua cúpula de Catalunya Caixa y decreta una fianza solidaria de 9,5 millones de euros

Economía Digital

El juez impone una fianza solidaria de 9,5 millones a Serra, Todó y otros 39 miembros del consejo. Dos fotografías de de archivo del expresidente de CatalunyaCaixa, Narcís Serra (d), y el exdirector general de la entidad, Adolf Todó (i). EFE

Barcelona, 10 de abril de 2017 (12:39 CET)

El juez que instruye el caso de los sobresueldos de la antigua cúpula de Catalunya Caixa ha impuesto una fianza solidaria de 9,5 millones de euros a los ex directivos Narcís Serra y Adolf Todó, además de a otros 39 ex miembros del consejo de administración de la entidad. El magistrado ha decretado la apertura de juicio oral para todos los imputados en este caso, que investiga las cantidades entregadas a los máximos dirigentes de Catalunya Caixa cuando la entidad ya había sido intervenida por el Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB).

En el auto conocido este lunes, el juez obliga a  los encausados a pagar solidariamente una fianza de 2,5 millones al FROB y otros 7 millones a favor de Catalunya Caixa, en previsión de las indemnizaciones que pudieran ser condenados los 41 integrantes del consejo. 

Hace un par de semanas el fiscal anticorrupción solicitó cuatro años de cárcel para Serra y Todó. De acuerdo al escrito del fiscal, los sobresueldos que se cobraron bajo sus mandatos causaron "un perjuicio claro y directo" a la sociedad. Por ello, atribuye a Serra y Todó un delito continuado de administración desleal y les acusa de "buscar únicamente el beneficio propio". Además, la fiscalía pide para el resto de acusados, en total 39, una pena de tres años de privación de libertad por el mismo delito.

Serra y Todó: el fiscal anticorrupción pide cuatro años de cárcel para la antigua cúpula

De acuerdo a la investigación judicial, en 2010 el consejo de administración de CatalunyaCaixa ratificó en dos reuniones decisivas el aumento de la remuneración variable anual de la cúpula directiva. Dicha decisión llegó apenas unos meses después de conectarse a la respiración asistida que le brindó el Fondo de reestructuración ordenada bancaria (Frob).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad