El Banco Central Europeo vigilará muy de cerca la concesión de hipotecas y endurecerá las condiciones. ED

¿Fin de ciclo? Últimos meses del euríbor en negativo

stop

El euríbor, índice al que se encuentran ligadas la mayoría de las hipotecas, cierra abril en negativo pero podría empezar a registrar subidas

Economía Digital

El Banco Central Europeo vigilará muy de cerca la concesión de hipotecas y endurecerá las condiciones. ED

Barcelona, 30 de abril de 2018 (18:43 CET)

El euríbor ha cerrado el mes de abril en el -0,19%. Esto permitirá abaratar de nuevo las hipotecas a las que toque revisión en más de 45 euros anuales, pero puede que sea la última alegría: el recorte de los estímulos monetarios del Banco Central Europeo (BCE) podría propiciar un giro de tendencia y, por tanto, nuevas subidas. 

El índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas se ha situado por encima del registro de marzo, que fue del -0,191%, y de esta forma se ha estabilizado en las últimas once jornadas en una tasa negativa del -0,189%.

El mercado ha ido dando síntomas de agotamiento de la tendencia bajista del euríbor. En septiembre encontró un nuevo mínimo histórico, pero en octubre ya lo recortó. Adentrados en 2018, el primer mes del año marcó el giro de tendencia y cerró con la primera subida en dos años.  

¿Cómo afecta a las hipotecas? 

Con estos valores, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de euríbor +1% a las que les toque revisión tendrán una rebaja. Será de 45,12 euros en su cuota anual (3,18 euros al mes).

El euríbor se adentró en febrero de 2016 en terreno negativo por primera vez en la historia ante la política ultraexpansiva del BCE para apuntalar la recuperación en la zona euro, por lo que ya acumula dos años instalado por debajo del 0%.

Pero los nuevos planes del presidente del banco central, Mario Draghi, que incluye el final de la inyección extra de efectivo en la economía de la zona euro –dependiendo siempre del nivel de la inflación– y el recorte de compra de deuda, puede revertir esta tendencia. 

Así, la rentabilidad de las hipotecas a tipo fijo se incrementará frente a las que son a tipo variable y mixtas. Sobre estas últimas, los analistas de Help My Cash consideran que no son "nada aconsejables" ante el nuevo escenario que se avecina. 

Y es que cada vez son mas los expertos que creen que la tendencia bajista del índice tiene los días contados, ya que su suelo está cada vez más estabilizado. 

¿Sirven de algo estas bajadas?

Los analistas creen que, en términos generales, los consumidores no van a experimentar grandes cambios con un euríbor tan bajo porque las hipotecas siguen en niveles muy bajos.

Los que ya las tenían y entran en periodo de revisión, por su parte, tampoco parece que vayan a a ver una mejora significativa. El motivo es que hace justo dos años, último periodo de revisión, el euríbor estaba prácticamente plano (-0,012%).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad