Grecia estudia reducir las pensiones hasta por debajo de los 600 euros

stop

También analiza retrasar la jubilación hasta los 67 años para recortar 11.500 millones en dos años

Samaras vence a la extrema izquierda en Grecia

05 de agosto de 2012 (11:54 CET)

Atenas contempla reducir las pensiones hasta por debajo de los 600 euros y retrasar la jubilación a aquellas personas que fueran a retirarse en los próximos dos años, en el marco de las medidas que el Gobierno de Antonis Samaras valora aprobar para recortar 11.500 millones de euros en gasto público en los próximos años.

Según ha informado el diario griego Kathimerini, el Gobierno sopesa revocar el aumento de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años aún sin implementar y bajo excepciones, una medida que conlleva un ahorro de alrededor de 1.000 millones de euros, y promulgar una reforma que permita las jubilaciones a partir del año que viene no antes de los 65 años.

Atenas, sin embargo, ha descartado rebajar las pensiones que rondan los 1.400 euros, que son minoría en Grecia, pero sí aplicar un descenso generalizado de entre el cinco y el seis por ciento. Esto supondría que una persona que cobre una pensión de 700 euros pueda perder al menos 35 euros mensuales.

Privatizaciones


El Gobierno de Samaras justifica dicho movimiento en los escasos ingresos recaudados --unos 25 millones de euros-- a raíz de la rebaja del techo de las pensiones máximas de 3.690 euros a 2.500 euros. No obstante, el Ejecutivo teme que este viraje en la política de recortes pueda ser replicada en los tribunales y revocada.

A todo esto, se sumaría el aumento de diversas partidas fiscales a fin de que las arcas públicas ingresen 3.000 millones de euros en este año, además de las privatizaciones y las reformas estructurales.

Reunión con la 'troika'


El ministro de Finanzas griego, Yanis Stournaras, se reunirá con la delegación de la troika --Banco Central Europeo (BCE), Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional (FMI)-- este domingo tras permanecer casi una semana en Grecia.

Este encuentro tiene como objetivo tantear la valoración de la troika sobre las medidas que el Gobierno plantea acometer para que la semana que viene sean remachadas por el Ejecutivo. Samaras quiere convencer a la troika de que amplíe el periodo de ajuste después de que de luz verde a sus medidas de cara a septiembre, cuando está previsto que Grecia reciba el siguiente tramo del segundo rescate. Antes, el 27 de agosto, la troika visitará de nuevo Atenas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad