Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell, durante la presentación de resultados del tercer trimestre de 2019. EFE

Banco Sabadell cerrará 200 oficinas en España en 2020

stop

Jaime Guardiola, consejero delegado del banco, alerta del riesgo reputacional para la economía de los altercados de Cataluña

C. Triana

Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell, durante la presentación de resultados del tercer trimestre de 2019. EFE

Madrid, 25 de octubre de 2019 (13:07 CET)

La red de oficinas bancarias españolas continuará estrechándose a lo largo del próximo año. Banco Sabadell, tal como señalado Jaime Guardiola, consejero delegado del banco durante la presentación de resultados este viernes, espera cerrar hasta 200 oficinas a lo largo del año que viene; para lo que también llevará a cabo un reestructuración de su modelo de centros, en línea como otras entidades financieras. "Pero tendrán un aspecto más de banco", ha bromeado Guardiola durante la presentación de resultados. Asimismo, ha adelantado que abrirá una flagship en Madrid próximamente, recuperando un proyecto que se había quedado algo parado.

Este ajuste, no obstante, mantendrá un modelo similar al de ahora; con jubilaciones, salidas "naturales" y quitando contratos externos para incorporar a esas responsabilidades al posible excedente de trabajadores. El banco, por tanto, descarta dar vida a algún plan de salidas específico, como han afrontado este ejercicio entidades como Banco Santander o Caixabank.

También planea ajustes en TSB, de los que será más explícito cuando presente su nuevo plan estratégico el 25 de noviembre en Londres.

Respecto a Cataluña, Guardiola no ha querido entrar a valorar los altercados que se produjeron en Cataluña tras la sentencia del procés, pero sí ha reconocido que la tensión puede tener repercusión sobre la reputación económica de la región y que podría afectar a la capacidad de atracción de inversiones internacionales. No obstante, ha negado que a corto plazo, los disturbios, se hayan notado en la actividad económica. "La actividad de los cajeros y las TPV no nos manda este mensaje", ha señalado durante su encuentro trimestral con periodistas.

El dividendo, pendiente del consejo

Sobre el dividendo, que ha optado por pagarlo en acciones en vez de en efectivo, Jaime Guardiola ha señalado que es una decisión que se ha tomado para una única vez y que se retornará al pago en efectivo de cara al complementario. No obstante, el segundo ejecutivo de Banco Sabadell no ha querido comprometerse a mantener el pay-out en efectivo del 50%, que hasta ahora había sido uno de los pilares de su plan estratégico en vigor.

En este sentido, Guardiola ha señalado que será una decisión que tomará en el consejo de administración más adelante, ganando tiempo hacia más adelante. Durante la presentación, la entidad ha insistido en numerosas ocasiones en que su objetivo principal ahora es consolidar la mejora de su solvencia.

De hecho, el banco ha elevado hasta el 11,8% su objetivo de CET 1 Fully Loaded para este ejercicio, haciendo un guiño a los supervisores, que están siendo muy activos pidiendo a las entidades financieras que reforzaran su capital.

Con los depósitos todo está en juego

El banco no ha descartado tampoco ir trasladando poco a poco el coste de los depósitos. Hasta el momento, según ha precisado, está cargando intereses a 2.500 millones en depósitos.

No obstante, ha mantenido la puerta abierta a ir más allá y saltar del cliente institucional a "las grandes corporaciones", sin descartar ninguna otra alternativa; ligada eso, sí a la evolución de la competencia. Por ahora, el conjunto de la banca se ha negado a trasladar el golpe a los clientes particulares. 

Sobre las fusiones, Guardiola también echó balones fuera, en un contexto en el que le presionan para que integre con otra entidad, como BBVA o Bankia.

De hecho, el consejero delegado de Banco Sabadell ha defendido que, efectivamente, existe una lógica "industrial" para las integraciones,  pero que el banco está centrado ahora en mejorar sus resultados y su solvencia.

En este sentido, el Sabadell confía en que su propio perfil (con una larga exposición a pymes y peso concreto en el balance de las hipotecas fijas), le valga para combatir los tipos negativos. De hecho, según Guardiola, en parte este modelo ha colaborado en la mejora del margen de intereses en el tercer trimestre.

Sobre TSB, Guardiola se ha mostrado optimista con el impacto que pueda darle de cara al futuro. "Por ahora nos genera un ROE del 0%", ha señalado, dejando la puerta abierta a una contribución mucho más fuerte a lo largo de los próximos ejercicios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad