La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, hace entrega a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, los presupuestos de 2019. EFE/Emilio Naranjo
stop

La Airef no valida el "colchón" que pretende usar el Gobierno para cuadrar las cuentas de 2019 y complica el examen de credibilidad que realiza Bruselas

Economía Digital

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, hace entrega a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, los presupuestos de 2019. EFE/Emilio Naranjo

Madrid, 21 de enero de 2019 (09:53 CET)

Una de las dudas que tienen los organismos sobre los presupuestos de 2019 es si lograrán cumplir la senda del déficit. El Ejecutivo de Pedro Sánchez tuvo que bajar la previsión de déficit para este año al 1,3%, del 1,8% que intentó aprobar. Para no tener que recortar grandes gastos con este cambio, el Gobierno utilizó un "colchón" que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) no valida.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, propuso un cambio de fechas en la recaudación de IVA a través del llamado Suministro Inmediato de Información (SII), de modo que a las arcas de Hacienda lleguen en 2019 la recaudación de 13 meses.

Así, se ingresaría en las arcas del Estado no solo diciembre de 2018, que se paga en enero, sino también el de 2019, que ya no podrá ser abonado al mes siguiente de 2020. Este truco supone 5.000 millones de ingresos extra, la mitad para la Administración Central y la mitad para las comunidades autónomas.

Montero contaba con esos 2.500 millones para bajar el déficit y cumplir la senda del 1,3%. Sin embargo, la Airef, que va a evaluar la credibilidad de los Presupuestos y cuya opinión es de referencia para la Comisión Europea, rechaza ese "colchón", según publica El Mundo.

La Airef asegura que los cambios de fechas en el SII no funcionan a efectos de contabilidad nacional

La Autoridad Fiscal ya dejó claro en otra ocasión que los cambios de fechas en el SII no funcionan a efectos de contabilidad nacional. Montero, por su parte, defiende que el cambio de fechas es clave para asegurar el recorte del déficit si los nuevos impuestos que contemplan sus cuentas no entran en vigor.

O incluso en caso de que estas se aprueben pero lo hagan con mucho retraso, cosa que podía suceder, ya que el Gobierno no cuenta con apoyos para aprobar sus presupuestos.

"Las nuevas medidas fiscales aportaban un total de 2.000 millones; estamos hablando de que, aproximadamente, son 2.500 millones lo que arroja ese treceavo mes de recaudación del IVA. Por tanto, tenemos un colchón que nos permitirá amortiguar si se produce un rechazo en la aprobación de estos impuestos", detalló Montero.

Dificultades con Bruselas

La posición de la Airef complica aún más el examen que está realizando Bruselas a la credibilidad del proyecto de presupuestos del Gobierno. Además de rechazar el colchón del IVA, ya cuestionó el pasado octubre las previsiones de recaudación de las nuevas tasas Google y Tobin.

El Gobierno cifra la recaudación de estos nuevos impuestos en 2.000 millones de euros adicionales en 2019. Entre los impuestos añadidos para las empresas están el que se aplica como servicios digitales, conocido como la "Tasa Google". Este impuesto tendrá un impacto de 1.200 millones de euros en las empresas.

También se introduce uno sobre las transacciones financieras (la "Tasa Tobin"), con un impacto de 850 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad