El consejero federal suizo, Johann Schneider-Ammann, habla ante los medios

La apreciación del franco suizo empobrece a media Europa central

stop

CONTROL ARTIFICIAL DE LOS CAMBIOS DE DIVISAS

Barcelona, 16 de enero de 2015 (13:35 CET)

La decisión este jueves del Banco Central de Suiza de eliminar el tipo de cambio mínimo del franco suizo frente al euro le quita el sueño a cientos de miles de ciudadanos de Europa Central que en los últimos años se habían endeudado en la moneda helvética.

Las autoridades suizas han dejado de intervenir en el mercado de divisas para mantener artificialmente un cambio barato del euro que favorece sus exportaciones, pero la decisión ha fortalecido la moneda y ha debilitado aún más al euro.

El país más afectado en cuanto al volumen total de créditos nominados en francos suizos es Austria, donde unos 150.000 hogares tienen préstamos, en su mayoría hipotecarios, en francos suizos.

Intereses bajos y un euro fuerte


En su momento, aprovecharon la enorme ventaja que otorgaban los bajos tipos de interés y la fortaleza del euro. Ahora, con el salto repentino del franco, su deuda ha crecido casi en un 20%, ya que esa moneda ha subido de 1,2 francos por euro ayer hasta 1,02 unidades por euro.

La mayoría de los hogares afectados formalizaron sus créditos a finales de los años 90 a un tipo de cambio de 1,45 francos por euro.

Estos préstamos, cuyo volumen asciende a unos 25.000 millones de francos (ayer al mediodía unos 20.800 millones de euros, hoy casi 25.000 millones de euros) deben ser devueltos entre 2017 y 2018.

Consolidar pérdidas


Marcus Scheiblecker, subdirector del instituto económico WIFO en Viena, dijo hoy en declaraciones a Efe que "muchos confiaban en que Suiza mantuviese el cambio a 1,20 y no se esperaban lo que ha pasado. Quizá ahora muchos decidan cambiar de divisa", lo que supondría consolidar el quebranto sufrido en apenas 24 horas.

En la vecina Hungría, los créditos en francos suizos son asunto político desde hace años bajo el Gobierno del nacionalista conversador Viktor Orbán, abiertamente enfrentado a la banca del país, sobre todo extranjera.

Sólo deuda de particulares


El año pasado las autoridades transformaron casi medio millón de préstamos hipotecarios en forintos, con lo que hoy quedan en Hungría sólo créditos personales en francos suizos.

En total, permanecen pendientes 377.000 de estos préstamos, usados para la compra de coche y electrodomésticos y otros bienes de consumo, con un volumen de unos 2.000 millones de euros.

Pero incluso en estos casos, la depreciación del forinto frente al franco, casi del 100 por ciento a lo largo de los años, afecta mucho a los clientes.

Intervención del Gobierno croata


En la vecina Croacia, otro país ex comunista como Hungría, el volumen total de créditos en francos asciende a unos 3.160 millones de euros, una deuda asumida por unos 60.000 hogares. Ante la fuerte subida del franco frente al kuna croata, el Gobierno de Zagreb busca ahora echar una mano a los afectados.

"Si este shock resulta duradero, entonces tendremos que ayudar a los ciudadanos, aunque fuera por medio de soluciones legislativas", señaló hoy a la prensa el ministro de Finanzas croata, Boris Lalovac, sin detallar las posibles medidas.

"Nadie puede dormir tranquilo cuando sabe que su cuota de crédito puede aumentar un 20% en un día", reconoció el ministro.

200.000 afectados en Rumanía


En Rumanía, mientras tanto, hay 200.000 personas con créditos en francos, en su mayoría también hipotecas. El volumen pendiente de devolución en ese país balcánico, el más pobre de la Unión Europea, es de unos 3.000 millones de euros.

El abogado Gheorghe Piperea, especialista en cláusulas abusivas en hipotecas, instó hoy al Gobierno a aprobar una ley de urgencia para imponer un tipo máximo entre el franco suizo y el leu, la moneda rumana, acoplada de forma fija al euro.

"El franco suizo es una 'moneda tóxica'. La venta de estos créditos ha sido como vender veneno", aseguró Piperea en declaraciones a Efe y culpó a las autoridades competentes de haber dejado que los bancos vendieras estos préstamos

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad