La Audiencia Nacional envía a juicio el 'pensionazo' de Caixa Penedès

stop

JUDICIAL

07 de marzo de 2013 (18:02 CET)

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha enviado a juicio el pensionazo de Caixa Penedès. Tras interrogar a los cuatro acusados este jueves, el magistrado ha señalado en un auto que existen indicios para imputarles un delito societario continuado de administración desleal por "garantizarse ilícitamente una desproporcionada ganancia" tras adjudicarse planes de pensiones millonarios.

Con este trámite, el magistrado da por finalizada la instrucción y pide a la Fiscalía y resto de partes para que, en el plazo de diez días, soliciten la apertura de juicio oral presentando correspondiente escrito de acusación o bien el archivo de la causa.

Declaraciones


La decisión del titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, insólitamente rápida, se produce tras una declaración de algo más de tres horas al ex director general de la entidad, Ricard Pagès, y los exdirectivos Manuel Troyano, Santiago José Abella y Juan Molina, contra quienes se dirigía la Fiscalía Anticorrupción.

En relación con las pólizas que podrían haber percibido, el juez instructor ya impuso a Pagès y a Abellá una fianza correspondiente a las cantidades que habrían obtenido con la operación, más el tercio que establece la Ley, para satisfacer las responsabilidades civiles que podrían derivarse en el caso de que sean condenados. Pagés obtuvo 10,8 millones de euros y Abellá 1,9 millones.

De espaldas a la entidad

En su auto el juez Pedraz señala que Pagès, prevaliéndose de su condición de director general de la entidad y utilizando al fallecido director de recursos humanos, Jaime Jorba, "diseñó una estrategia a largo plazo destinada a garantizarse ilícitamente una desproporcionada ganancia patrimonial a costa y a espaldas de la entidad, pensada para el momento en que por cualquier motivo cesaran o extinguieran su relación laboral".

Así, a partir de 2001 y sus ejercicios sucesivos, los imputados "les autoconcedieron derechos económicos no contemplados en sus contratos de trabajo "de por sí con elevados derechos reconocidos" mediante la sucesiva suscripción de pólizas en AXA AURORA VIDA y Zurich Vida hasta 2010, cuando se produjo la integración de Caixa Penedés en el Banco Mare Nostrum.

Se da la circunstancia de que todos ellos contaban ya con un plan de pensiones de elevadas sumas (525.759,32 euros en el caso de Pagés).

Ocultaron el plan

Para ocultar sus planes, los ex banqueros consignaron además globalmente en las cuentas anuales de la entidad las aportaciones realizadas a todas las pólizas de seguros de todos los directivos sin desglose o detalle en relación con los imputados. Con igual finalidad se hizo constar en el informe remitido a la CNMV.

Cuando se anunció el proceso de integración dada la delicada situación financiera de Caixa Penedés, los imputados consiguieron proponer a la Comisión Ejecutiva de la entidad unas modificaciones del sistema de retribución variable y compromisos con pensiones, "para con ello dar cobertura a sus ilícitos derechos económicos", según concluye el juez instructor. Dicha modificación se elevó a escritura pública el 2 de diciembre de 2010.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad