La Audiencia Nacional imputa a Hernández Moltó por su gestión en la desaparecida caja de Castilla-La Mancha

stop

El próximo 1 de febrero declararán ante el juez el presidente y el director general de la entidad de ahorros en el momento de la intervención del Banco de España

Hernández Moltó

12 de enero de 2011 (20:53 CET)

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha citado como imputados el próximo 1 de febrero al expresidente de Caja Castilla La Mancha, Juan Pedro Hernández Moltó, y a su exdirector general, Ildefonso Ortega, máximos directivos de la entidad hasta su intervención por el Banco de España el 29 de marzo de 2009.

La Audiencia Nacional se declaró en diciembre competente para instruir la denuncia presentada contra el expresidente de la entidad por seis miembros del PP en la asamblea de Caja Castilla La Mancha, donde se le acusa de estafa, administración desleal y falsedad contable. En concreto, la denuncia -presentada en julio en Cuenca- relata que, «como consecuencia de la actuación» de Juan Pedro Hernández Moltó, se tuvieron que desembolsar ayudas multimillonarias para CCM, lo que para el juez Ruz «evidencia de forma palmaria la enorme magnitud y trascendencia de los hechos denunciados para la economía nacional y la seguridad del tráfico mercantil».

Una denuncia firmada por los populares Constantino Berruga, José Miguel Imedio, Juan José Alcalá, José Aceituno, Jaime Ramos y Fernando Torres y que ha sido validada por el fiscal en excedencia de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo, a través del bufete marbellí Martínez Echevarría. Cabe señalar que Gordillo es especialista a nivel nacional de Derecho Penal Económico, tras haber investigado, entre otros, los casos Argentia Trust, Rumasa, el Banco de los Pirineos o Inverbroker y, en estos momentos, es uno de los juristas de cabecera del PP balear en el caso Palma Arena. Por parte, Hernández Moltó trabaja desde marzo de 2009 con el bufete valenciano Farnós-Franch, expecializado en asesoría fiscal, al igual que lo hiciera buena parte del Consejo de Administración de la extinta Caja durante la tramitación del pliego de cargos del Banco de España en su contra.

Satisfacción sindical

Del lado sindical, tanto CCOO como UGT han aplaudido la citación como imputados de Juan Pedro Hernández Moltó e Ildefonso Ortega y han confiado en que sirva para depurar la cadena de responsabilidades que llevaron a la quiebra a la caja.

Es más, desde CCOO, Fernando Botica insta al juez a que haga extensiva esta denuncia al resto del equipo directivo que gestionaba la entidad antes de su intervención. A su juicio, todos ellos «son cómplices necesarios del desaguisado que llevó a la caja a la intervención y a la quiebra». Asimismo, Botica ha confiado en que la depuración de responsabilidades sirva para dotar de tranquilidad al Banco CCM, surgido de la adquisición de CCM por Cajastur.

Desde UGT, Carlos Jiménez también ha abogado por depurar la cadena de responsabilidades, que, en su opinión, alcanza al resto de los directivos de la entidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad