La banca podría cerrar 3.000 oficinas en tres años

stop

Los escasos márgenes y la caída del Euribor lleva al ajuste de los bancos, que tendrían que despedir a 15.000 personas hasta el 2019

Una oficina bancaria, en una imagen de archivo

Barcelona, 06 de marzo de 2016 (14:12 CET)

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) advierte que el panorama de fusiones bancarias, como salida ante la reducción del negocio, reducirá la presencia física del sector. A este ritmo, y con el contexto de márgenes cada vez más reducidos, la entidad estima que se cerrarán unas 3.000 oficinas y se perderán 14.688 empleados hasta 2019.

Esto no es más que el aumento de una tendencia que viene de los últimos tres años: el número de sucursales se han reducido de 37.903 a 31.021 oficinas (6.882 menos), y se han despedido a 36.700 empleados bancarios. Ante este panorama de ajustes, la banca planea operar en España con 28.000 oficinas y 180.000 empleados.

Fusiones con el freno puesto

La banca española busca una tabla de salvación con las fusiones transfronterizas, que fue autorizado hace poco tiempo por la Unión Europea.

Las incertidumbres en el panorama político han frenado las negociaciones por las fusiones, y el fracaso en la investidura del viernes seguirá prolongando las dudas entre los banqueros sobre cuáles serían las medidas adecuadas para rescatar al sector. Algunos aventuras que no se verá la luz al final del túnel hasta dentro de tres o cuatro años.

Las fusiones parecen inevitables ante la dificultad de los bancos para mejorar sus márgenes en un contexto de tipos de interés muy bajos. Sin ir más lejos, el Euríbor a doce meses, de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, ha cerrado el mes de febrero en negativo por primera vez en la historia, lo que se traducirá en una reducción del diferencial de los préstamos hipotecarios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad