La banca sale a la caza de las nóminas pequeñas

stop

Ante la caída de los salarios, los bancos no quieren perder un valioso segmento de mercado y ofrecen facilidades para abrir cuentas sin comisiones, aunque se tenga una nómina desde los 600 euros

Economia Digital / Help My Cash

Aunque se gane menos de mil euros, se puede ser cliente de un banco con condiciones atractivas.
Aunque se gane menos de mil euros, se puede ser cliente de un banco con condiciones atractivas.

Barcelona, 21 de mayo de 2016 (16:00 CET)

El salario medio bruto de los españoles se sitúa en 1.640 euros mensuales, según el IV Monitor Anual Adecco. Los datos, relativos a 2015, revelan un aumento del 0,40 % en los sueldos con respecto al año anterior. Los trabajadores del sector industrial son los más afortunados, con un sueldo medio mensual de 1.894 euros, mientras que el de la construcción es de 1.630 euros y el del sector servicios, de 1.593 euros.

Pero gran parte de la población no supera las tres cifras en su nómina. Y se ha pasado del mileurismo a aceptar el seiscientoseurimo, palabra barroca que define al salario que se mueve alrededor de los 600 euros mensuales. Como los microsueldos que proponía el gobierno alemán para frenar la crisis.

Ante esta situación, la banca no ha tenido más remedio que aprender a valorar estas nóminas menos abultadas. Al fin y al cabo, se trata de una entrada regular de ingresos y del primer paso para entablar una relación a largo plazo con el cliente que puede empezar domiciliando la nómina, y acabar aumentando su vinculación mediante la contratación de otros productos como tarjetas de crédito, seguros o préstamos.

Cuentas gratis para nóminas bajas

Cada vez son más los bancos que comercializan cuentas sin comisiones que aceptan nóminas de 600 euros o que, directamente, ni siquiera exigen un importe mínimo y que, además, recompensan a sus titulares con ventajas extras.

Un ejemplo es la Cuenta Nómina de ING Direct cuyo requisito de contratación es, únicamente, domiciliar una nómina de cualquier importe, por lo que pueden contratarla tanto los que ganan 600 euros como aquellos que cobran un sueldo mayor o menor. Se trata de una cuenta sin comisiones, con las transferencias y las tarjetas gratuitas, que incluye ventajas como un 3 % de descuento al repostar combustible en Galp y Shell, y la posibilidad de sacar dinero gratis de unos 44.000 cajeros de toda España. Además, las transferencias nacionales ordenadas antes de la una del mediodía llegan a su destino durante el mismo día.

La gran banca española también se ha adaptado a las nóminas de tres cifras. El banco Santander ya pensó en este segmento de clientes el año pasado cuando lanzó su Cuenta 1|2|3, que admite haberes con un importe mínimo de 600 euros mensuales. Además, requiere domiciliar tres recibos al trimestre, realizar seis usos de la tarjeta cada tres meses y pagar una comisión mensual de tres euros. A cambio, ofrece una rentabilidad de hasta el 3 % TAE para un saldo máximo de 15.000 euros, la devolución de hasta el 3 % de los recibos y acciones de regalo.

BBVA no ha querido quedarse atrás y ofrece a sus clientes la posibilidad de decirle adiós a las comisiones si domicilian una nómina de al menos 600 euros y, además, realizan siete movimientos al mes con tarjeta o cargan cinco adeudos SEPA durante un período de cuatro meses. Aquellos que cumplan estos requisitos disfrutarán de una cuenta corriente sin comisiones de administración y mantenimiento, con las transferencias y el ingreso de cheques gratis y la exención de la cuota anual de la tarjeta de débito o de crédito.

Sin comisiones y sin nómina

No hace falta buscar una cuenta nómina para domiciliar los haberes. Las cuentas corrientes sin vinculación obligatoria también pueden servir. De hecho, al contratar una cuenta corriente sin comisiones y sin nómina el cliente se asegura de que si en algún momento no puede cargarla, el banco no le penalizará.

La banca online es la principal proveedora de este tipo de cuentas sin requisitos de apertura como Openbank, que comercializa la Cuenta Corriente Operativa sin comisiones y sin vinculación con las transferencias y las tarjetas gratis, o Self Bank cuya Cuenta Self no solo libra a sus clientes de las comisiones más habituales y no obliga a domiciliar una nómina, sino que, además, permite acceder a un depósito al 3 % TAE con un plazo de tres meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad