La Caixa cederá el control de Caixabank antes de que acabe 2017

stop

La entidad se deshará del 16,8% de su participación en el banco para adecuarse a las exigencias del BCE y la ley de cajas de ahorro

Sede central de Caixabank en la Avenida Diagonal de Barcelona / EFE

Barcelona, 26 de mayo de 2016 (20:53 CET)

Mario Draghi ya sonríe ante Isidro Fainé. La Caixa -a través de Criteria Caixa- ha anunciado que reducirá del 56,8% al 40% la participación en Caixabank antes de que acabe 2017. Se adecuará así a las exigencias del Banco Central Europeo y dejará de ser considerado como un grupo financiero. La pérdida de control se efectuaría un año antes del límite establecido, informa la entidad a la CNMV.

Según explican fuentes de la compañía a Economía Digital, ya estaba previsto que la participación cayera hasta el 49% en los próximos meses, cuando se completará el traspaso de activos con Bank East of Asia e Inbursa hasta Criteria y se ejecutarán los bonos convertibles por acciones de CaixaBank. 

La entidad apunta que el descenso de su participación "deberá permitir la entrada de nuevos inversores y fondos en la estructura accionarial". No se ha establecido, pero, si se realizará mediante una ampliación de capital o con la venta de parte del paquete accionarial. 

El 40% también en el consejo

El camino previsto por la entidad se acelera un año a lo establecido, pues la ley de cajas de ahorros aprobada en diciembre de 2013 dejaba un plazo de cinco ejercicios para reducir la participación en los bancos. 

Además del requisito accionarial, los consejeros de Criteria Caixa en CaixaBank no deberán superar el 40% del total. Cualquier representante que posea algún tipo de relación con la entidad será considerado un hombre de La Caixa. Por ello, los consejeros propuestos por Banca Cívica -absorbida por la entidad de Isidre Fainé en 2012- se contabilizarán de Criteria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad