La CE prevé otra caída de la economía española

stop

El Ejecutivo recorta otra vez la revisión de crecimiento hasta el 0,7% del PIB y asegura que en el último trimestre del año retrocederá el -0,1%. No prevé que se creen nuevos puestos de trabajo hasta 2013

José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea

10 de noviembre de 2011 (11:04 CET)

La Comisión Europea ha recortado este jueves la previsión de crecimiento para España hasta el 0,7% del PIB tanto en 2011 como en 2012, frente al 0,8% y el 1,5% que había previsto en primavera. Basa sus conjeturas en el impacto de la crisis de deuda, la desaceleración de la economía mundial, los ajustes en el sector público y el proceso de desendeudamiento de familias y empresas.

En cuanto al último trimestre del año, el Ejecutivo comunitario pronostica que la economía española volverá a caer (-0,1%) y se mantendrá prácticamente estancada en los primeros meses de 2012. El ritmo de crecimiento se acelerará a partir de 2013, año para el que Bruselas prevé el 1,4%.

Un mapa que provoca que se retrase la creación de empleo hasta 2013. "Está previsto que el empleo caiga más significativamente tanto en 2011 como en 2012. El próximo año tendrá lugar un recorte adicional de puestos de trabajo y aumentará la presión al alza sobre la tasa de paro, aunque ello se verá limitado por una disminución de la población activa por la salida considerable de trabajadores inmigrantes", afirma el informe.

Bruselas no espera que la tasa de paro española caiga por debajo del 20% de la población activa, ni siquiera en 2013. "La fuerte contracción económica y el crecimiento económico todavía débil durante la recuperación explican el aumento del paro". Asimismo, avisa de un incremento del paro estructural. El nivel de desempleo se situará de media en el 20,9% tanto este año como el que viene y sólo bajará hasta el 20,3% en 2013.

Más recortes en la comunidades autónomas

Por otro lado, espera que España incumpla el objetivo impuesto por la UE de recortar el déficit público al 6% del PIB de 2011. Espera que llegue hasta el 6,6% y culpa directamente a las comunidades autónomas. "Mientras que el Gobierno central va en la buena dirección para cumplir su objetivo, como se refleja en los datos de ejecución presupuestaria, se esperan desviaciones de los gobiernos regionales y del sistema de Seguridad Social”.

"Se necesitarían incluso más medidas correctivas para alcanzar el objetivo de déficit este año", avisa la Comisión. Para 2012 y 2013, espera un déficit del 5,9% y del 5,3% respectivamente, en lugar del 4,4% y el 3% que habían pactado los gobiernos español y europeo.

No obstante, Bruselas avisa de que las previsiones están elaboradas sin tener en cuenta el presupuesto de 2012, que el Ejecutivo no ha presentado por las elecciones del 20 de noviembre, ni las medidas adicionales que adopte el nuevo Gobierno que salga de las urnas.

En el capítulo de deuda pública, la Comisión señala un crecimiento desde el 69,6% del PIB en 2011 hasta el 78% en 2012. El nivel de inflación se situará de media en el 3% este año pero caerá al 1,1% y al 1,3% en los dos años siguientes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad