Una oficina de CaixaBank

La guerra hipotecaria también abarata el crédito a los viejos clientes

stop

Los bancos tratan de retener a sus clientes ya hipotecados con rebajas en los intereses de los créditos hasta niveles similares a los de los nuevos créditos

Madrid, 29 de mayo de 2019 (21:03 CET)

Las novedades que nos ha traído la nueva Ley Hipotecaria aprobada por el Congreso a finales de febrero de 2019, en pleno toque de campana de la anterior legislatura, no sólo se nota en las paulatinas ofertas que van rediseñando los bancos y que por el momento mantienen los precios de las hipotecas en mínimos a pesar del incremento de los costes de producción.

Con menos ruido de las campañas de marketing, durante los tres primeros meses del año, la pugna entre entidades para captar clientes con nuevas hipotecas, también está provocando una reactivación de las renegociaciones entre los bancos y ya sus usuarios, según se desprende de los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadistica (INE). La consecuencia: un abaratamiento del crédito para quienes ya son clientes.

En 2019, las novaciones -operaciones en las que se modifica el tipo de interés, el plazo o el importe-, se están acelerando. El cambio de año ha provocado un crecimiento continuado de estas operaciones mes a mes. En enero se dispararon un 28%, y en febrero y en marzo se expandieron un 9 y un 4%, respectivamente. También las subrogaciones -cuando el cliente se lleva su hipoteca de una entidad a otra-, está en efervescencia. Aunque en marzo el número de operaciones cayeron respecto a febrero, venían de crecer un 17% en enero y un 2,6% en febrero. 

 

Esta guerra por retener o ganar clientes ya hipotecados está teniendo un efecto 'alivio' para la carga de la deuda de las familias. De acuerdo con datos del INE, las novaciones y subrogaciones acordadas en marzo han reducido del 4,3 al 2,7% el tipo acordado para las hipotecas fijas y del 3,3 al 2,5%, el coste que se establece para las hipotecas a tipos de interés variable. 

La hipoteca fija gana adeptos

Los nuevos intereses pactados están muy en línea con los que están ofreciendo los bancos para las nuevas hipotecas que firman. De acuerdo con el INE, en marzo las hipotecas fijas se firmaron a un tipo medio del 3,24% y de un 2,21% para las variables. No obstante, en estos movimientos los bancos también están tratando de sacar ventaja y aprovechan para cambiar créditos referenciados a tipos variables por tipos fijos. 

Ese proceso ha provocado que durante marzo, el porcentaje de hipotecas vivas referenciadas a un tipo fijo se haya incrementado del 7,9 al 16,8%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad