La informática obliga a los clientes de Bankia a regresar a las oficinas

stop

BANCA

Un hombre pasa esta mañana junto a la sede central de la hasta ahora Caja Madrid

13 de abril de 2012 (19:53 CET)

Los clientes de Bancaja han tenido que volver a las oficinas de la entidad para operar con sus cuentas, depósitos y tarjetas. La informática ha bloqueado el servicio on line de Bankia, la entidad liderada por Caja Madrid y de la que Bancaja también es partícipe. El macroproceso para fusionar las plataformas de ambas entidades ha generado múltiples quebraderos de cabeza en los últimos días a clientes y empleados.

Miles de usuarios, principalmente de la Comunitat Valenciana, han tenido que volver a las oficinas para operar con el banco. “Los problemas han sido intermitentes pero han generado molestias evidentes. Los clientes afectados se han quedado totalmente bloqueados mientras el sistema ha estado paralizado, pero hemos podido resolverlo”, revela el director de una sucursal castellonense. En la cola de damnificados han tenido prioridad las empresas, admiten a pie de calle.

Los afectados se cuentan también en Catalunya y Murcia, según la asociación de usuarios de banca Adicae, que ha recibido las quejas.

Desde el cuartel general de Bankia quitan hierro al asunto. Reconocen las dificultades y que “el foco de los problemas se ha localizado en la banca on line”, pero las consideran mínimas dada la complejidad de la migración. Prácticamente cinco millones de clientes se han integrado al sistema que suponen un volumen de 14 millones de contratos distintos. El banco de Rodrigo Rato, sin embargo, recuerda que “en ningún momento ha estado comprometido el sistema de gestión”, de modo que la información y los productos contratados han permanecido intactos.

Laietana, los últimos


Los empleados de Bancaja achacan las dificultades a los medios destinados para adaptar el sistema al de Caja Madrid y a que los técnicos de Madrid han tomado las riendas de la transición. Bankia ha destinado 4.600 empleados para culminar el proceso, “que han recibido 352.000 horas de formación”. A pesar de las dificultasdes y de las colas en las oficinas, el proceso se da por concluido. El 90% de los clientes de Bankia ya operan con el mismo sistema. A principios de 2013 se incorporarán los últimos clientes, los de Caixa Laietana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad