La ministra de Fomento tutelará Renfe y Adif para evitar su descoordinación

stop

NUEVO ORGANIGRAMA

Un tren AVE de Renfe

06 de marzo de 2012 (20:28 CET)

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha decidido implicarse directamente en la coordinación de Renfe, el operador público ferroviario, y Adif, el titular de la infraestructura por la que circulan los trenes. Descontenta respecto a cómo estaba funcionando hasta ahora la relación entre ambos organismos, uno y otro han pasado a depender de la propia ministra.

Pastor se convenció de la necesidad de forzar la coordinación de ambos organismos bajo una misma dependencia orgánica tras la reunión que mantuvo con los presidentes salientes de ambas entidades pocos días después de tomar posesión de su cargo. Las discrepancias eran evidentes y reflejaban la rivalidad en las relaciones de ambos organismos desde que hace años Renfe fue segregada en dos partes para crear Adif, un ente especializado en la gestión de la infraestructura.

La coordinación de ambas entidades es esencial para optimizar el transporte ferroviario y poder cumplir con uno de los objetivos del programa del PP en esta materia, que es introducir competencia en el sistema.

Inicialmente la intención de la ministra era que Renfe y Adif dependieran de una misma secretaria general pero las que existen tienen perfiles funcionales distintos, por lo que no se consideró factible que colgaran de una de ellas, según fuentes informadas.

También han pasado a depender directamente de la ministra Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), Puertos del Estado y las autoridades portuarias.

Adelgazamiento adicional

El nuevo organigrama del Ministerio fue aprobado el pasado viernes y supone un adelgazamiento adicional de la estructura existente. Se eliminan altos cargos y se rebaja el nivel jerárquico de varios departamentos.

La ministra suprime ahora dos subdirecciones generales, decisión que se suma a la eliminación de dos secretarías de Estado, dos secretarías generales y dos direcciones generales decidida en diciembre. Al mismo tiempo, Fomento crea la Unidad de Emergencias y Coordinación y Gestión de Crisis.

Mientras tanto, el nuevo presidente de Renfe Julio Gómez-Pomar, mantiene por ahora sin cambios la estructura de dirección de la compañía ferroviaria. Desde que fue nombrado para el cargo, a finales de enero, no ha realizado nombramiento alguno en el comité de dirección ni ha modificado el organigrama.

Ahora, una vez aclarada la adscripción de la empresa dentro del Ministerio, se prevé que implante una nueva estructura organizativa, según fuentes cercanas a la empresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad