La OCDE le echa un cable a Rajoy

stop

Buenas previsiones

El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría

en Barcelona, 09 de julio de 2015 (14:20 CET)

A pocos meses de las elecciones, y a pesar de la crisis en la que todavía vive España con un paro desbocado, las noticias económicas están dando un respiro a Mariano Rajoy. Este jueves ha sido la OCDE quien le ha echado un cable al situar, en su último informe de perspectivas laborales, a España como líder en la creación de empleo durante los dos próximos años.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico prevé que el empleo en España crecerá un 2,9% este 2015. Solo Islandia (4,1%) creará más puestos de trabajo, según el organismo con sede en París. En 2016 sí que España se situará a la cabeza entre los 34 países miembros del OCDE, junto con Grecia, y el empleo se incrementará un 2,8%.

Al nivel de 2007

Los cálculos del organismo que dirige el mexicano Ángel Gurría apuntan a que la tasa de paro bajará por fin del 20% en 2016. Este año prevé que pase del 22,5% –dato de mayo según la organización–  al 21,5%, y que caiga hasta el 19,7% el año próximo. De cumplirse esta previsión, España bajaría del 20% de paro por primera vez en seis años.

Con estas cifras, la OCDE está siendo más optimista que el Fondo Monetario Internacional (FMI), que no prevé que España baje del 20% de paro ni en 2016 ni en 2017.

No se puede decir que la OCDE esté siendo prudente en sus cálculos. De hecho, el optimismo con el que mira a España es el mismo con el que mira al conjunto de sus países miembros: el organismo prevé que todos sus socios crearán empleo entre 2015 y 2016, y que harán bajar la tasa de paro media en la OCDE al 6,5% el próximo año.

Pide más recursos a políticas de empleo

Pero no todo son flores a la evolución del mercado de trabajo en España. La organización avisa de que el país no destina suficientes esfuerzos a las políticas activas de empleo. Aunque considera el gasto "significativo", añade que "sigue siendo bajo debido al alto paro". De hecho, ha caído un 22% respecto a antes de la crisis, cuando estas políticas eran menos necesarias que en la actualidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad