La pobreza extrema afecta ya a dos millones y medio de españoles

stop

SEGÚN LA CAIXA

Varias personas forman el lema 'Contra la pobreza'

07 de noviembre de 2012 (14:22 CET)

La crisis se ha llevado el presente de muchos españoles, y si no se pone remedio, también se llevará el futuro de otros tantos. A día de hoy, la tasa de ciudadanos que viven por debajo del umbral de la pobreza extrema --es decir, por debajo del 30% de la renta mediana equivalente, unos 3.600 euros al año-- se ha disparado un punto porcentual hasta el 5,2%.

Cosa que significa que casi 2,5 millones de españoles viven a día de hoy con menos de 300 euros al mes. La tasa es el doble que la de los países de nuestro entorno como son Francia, Alemania o Reino Unido.

Pero el futuro tampoco es muy prometedor. Según el estudio social de la Fundación La Caixa, Crisis y fractura social en Europa. Causas y efectos en España, casi millón y medio de ciudadanos están en riesgo de entrar en el umbral de la pobreza. Esta cifra elevaría a cuatro millones el número de pobres en el país. Además, es el Estado con mayor porcentaje de personas atrapadas en situaciones de pobreza al cabo de dos años con el 54,6%.

Sin clase media

La alta tasa de paro y la finalización de las prestaciones han hecho desaparecer la denominada clase media. El estudio refleja que España es el tercer país de la Unión Europea en cuanto a nivel de desigualdad. La diferencia entre el 10% más rico y el 10% más pobre ha aumentado el 16,3% desde 2007.

Es por ello que los autores del informe, Miguel Laparra y Begoña Pérez, crean que ahora es más necesario que nunca que el país busque alguna alternativa para todas estas personas. “España no tiene un sistema de protección social consistente. No hay mecanismos de protección de mínimos para las personas por debajo del umbral de la pobreza”, dice Laparra. “La cantidad destinada a esta partida sería una minucia si se comparase con los 100.000 millones del rescate bancario”, aclara.

Los más afectados

Los colectivos más afectados son los jóvenes y los inmigrantes. El estudio muestra como el perfil del pobre ha cambiado en los últimos años. Antes, los mayores eran los más pobres, ahora la tendencia es la contraria, afecta más a jóvenes y a familias monoparentales. “Estamos volviendo al siglo XIX”, explica Jaume Lanaspa, director general de la Fundación La Caixa. “Es inaceptable que se culpabilice a los parados y afectados de la crisis. Se les está estigmatizando”, añade.

El futuro de los jóvenes en paro es bastante negro. Tanto, que Lanaspa teme que los denominados ni-ni (ni estudian ni trabajan) nunca más se puedan reincorporar al mercado laboral.

Adiós a los amortiguadores

Con todo, los españoles no dan su brazo a torcer. El informe refleja que el 30% de las personas que estaban bajo el umbral de la pobreza en España en 2008 “se han espabilado" para mejorar su situación personal y económica. En ese momento, la tasa en el resto de países de Europa no superaba el 20%. A pesar de ello, los expertos creen que este porcentaje a día de hoy será menor.

A pesar de que las cifras son poco alentadoras, la situación podría haber sido mucho peor. Los autores del estudio agradecen "los amortiguadores" que han evitado un desastre mayor: las ayudas de los parados y el apoyo económico de las familias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad