Las preferentes y la salida a bolsa de Bankia han combulsionado a los ahorradores

Las macrodemandas se truncan en los juzgados por las acciones de Bankia

stop

JUDICIAL

Madrid , 23 de mayo de 2015 (22:36 CET)

Las macrodemandas por acciones de Bankia, preferentes y cláusulas suelo comienzan a tener las puertas cerradas en los tribunales. Los juzgados que procesan las demandas colectivas por las estafas financieras surgidas al calor de la no quieren embotellamientos e instan a los juzgados a presentar las demandas una a una.

Un juez de Valencia ha pulverizado la primera gran demanda colectiva contra las acciones de Bankia que logró reunir a más de 2.500 afectados. El juzgado número seis de primera instancia ha considerado que no se pueden equiparar las condiciones de quienes invirtieron 2.000 euros a las sociedades que destinaron más de 300.000 euros. La demanda uniforme, presentada por el despacho Rosales, deja en una situación de indefensión a la demandada, según el criterio del juez.

Vuelta atrás en los despachos

La asociación de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, Adicae, ha tenido que individualizar las causas que se habían agrupado con las demandas de las acciones del Santander. La sociación asegura que ya está comenzando a ganar los primeros casos con los procesos individualizados. 

La diferencia de criterios entre los despachos ha generado un cisma entre los bufetes que apostaron por las macrodemandas y los que optaron por la denuncia individual. En el primer caso, los afectados comparten los gastos de procurador y también supusieron un ahorro de tiempo y recursos para los despachos unificadores.  

Los jueces no desean que una demanda con enorme complejidad arruine los ratios y los índices de resolución de casos que controla en Ministerio de Justicia, según explican desde los predios judiciales. Por eso, prefieren que la avalancha de casos se reparta de forma equitativa.

Criterios dispares

Algunos despachos como Zunzunegui Abogados o Arriaga, que gestiona una cartera de clientes de 18.000 afectados, apostaron por los procesos grupales en contra de la opinión de otros profesionales que consideran que las condiciones de cada demandante son muy distintas y difícilmente pueden ser igualadas en un mismo procedimiento. "Nunca hemos sido partidarios de los procesos colectivos que hacen muy complicado o imposible el interrogatorio de parte, es decir, que cada afectado exponga su caso, algo básico en todo juicio", explica el abogado Santiago Viciano del despacho V Abagados.

La asociación Adicae explica que algunos juzgados también objetan la demanda colectiva por competencia territorial (suelen agruparse afectados de diferentes provincias). Pese a ello, asegura que ha continuado con las demandas agrupadas que ya se encuentran en curso y que dispone de 11 sentencias firmes favorables. "El criterio es muy dispar. Es necesaria una reforma legal", concluyen los portavoces de la asociación. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad