Lloyds y Royal Bank of Scotland se marcharán a Inglaterra si Escocia elige la independencia

stop

El gobierno británico de Cameron controla el 25% y el 82% de ambas entidades financieras

11 de septiembre de 2014 (13:02 CET)

Los bancos empiezan a pronunciarse ante la posible independencia de Escocia. Los primeros en hacerlo han sido Lloys Banking Group y Royal Bank of Scotland. Ambos han asegurado que, de imponerse el voto independentista el próximo 18 de septiembre, trasladarán sus sedes sociales a Inglaterra. El gobierno británico liderado por David Cameron controla el 25% y el 82% de ambas entidades, respectivamente.

El rescate de Royal Bank of Scotland ha sido uno de los más costosos para los contribuyentes británicos que acabó con la nacionalización de la entidad. Ahora, el banco asegura que entre sus planes de futuro se vislumbra la posiblidad de redomiciliar en Inglaterra el holding del grupo.

Sin embargo, fuentes de la entidad subrayan que esta decisión “no debería tener impacto sobre los servicios diarios utilizados por nuestros clientes en las islas británicas”. Para Royal Bank of Scotland el traslado de la sede social es la forma más efectiva de clarificar la situación a todas las partes interesadas y mitigar los riesgos.

Encuestas cambiantes


Asimismo, Lloys podría establecer nuevas entidades legales en Inglaterra si, finalmente, sale un resultado favorable a la independencia de Escocia. Pero, matiza también que estos cambios no afectarían ni a su actividad ni a la atención de los clientes. Los resultados de las encuestas del pasado fin de semana daban un 51% de los votos al sí, frente al 49% del no. Sin embargo, no hay nada seguro todavía y las encuestas son cambiantes a medida que se acerca el 18 de septiembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad