Los bancos tienen dificultades para fidelizar clientes

stop

Hace unos años el sentimiento de pertenencia a una entidad tenía mucho peso, sin embargo la aparición de nuevas formas de financiación ha modificado esta tendencia

Varias personas sacan dinero de cajeros

Barcelona, 25 de junio de 2016 (13:15 CET)

La infidelidad puede salir mucho más barata que el matrimonio. Así es, por lo menos, la realidad en el sector bancario actual. Hace no mucho tiempo era común que cada cliente concurra a su entidad bancaria de toda la vida para conseguir un crédito y, más allá de las condiciones que ofrecieran en otros bancos, la pertenencia al banco tenía demasiado peso.

Sin embargo, la aparición de nuevas formas de financiación, así como el asentamiento de prestamistas privados con productos novedosos en España, como por ejemplo los créditos rápidos disponibles por Internet, ha provocado un gran desarrollo en la oferta. Ahora es posible contratar préstamos con una entidad sin comprometerse con ella y manteniendo la nómina en el banco de toda la vida

El préstamo Naranja de ING, para los 'infieles'

Las entidades bancarias convencionales se han tenido que adaptar a un nuevo escenario tanto por la llegada de empresas privadas como por la evolución del mundo online, al cual se han tenido que adaptar. Estos son los principales motivos por los que la oferta también ha variado.

Uno de los ejemplos es el banco holandés ING Direct que ofrece su Préstamo Naranja con unas condiciones poco comunes en relación con la mayoría de entidades bancarias convencionales.

El importe máximo al que se puede acceder es de 40.000 euros y tiene una TAE del 6,11 % (por debajo de la TAE media que se situó en el 8,10 % durante abril), aunque su gran ventaja es que la entidad permite contratarlo sin necesidad de adquirir ningún tipo de producto vinculado. Además, tampoco exige que domiciliemos la nómina, por lo que se podrá conseguir este crédito sin necesidad de 'casarse' con la entidad en cuestión.

ING Direct también ofrece la posibilidad de contratar el préstamo de forma totalmente online, lo cual ahorrará trámites bancarios y papeleos. Incluso, está considerado un crédito rápido, puesto que darán una respuesta inicial a la solicitud en pocos minutos.

El minipréstamo gratis de Vivus

Al margen de las entidades bancarias convencionales, también es posible recurrir a minicréditos ofrecidos por prestamistas privados. Estos microcréditos destacan por su gran velocidad, tanto en el plazo de concesión como en el de reembolso, por los pocos papeleos y por la flexibilidad en sus requisitos. La vinculación que hay que contraer con ellos es nula aunque el precio que hay que abonar por uno de estos minicréditos suele ser elevado (en torno al 1 % de interés diario), ya que se paga el servicio de inmediatez.

Estos préstamos rápidos a corto plazo están pensados para casos concretos en los que hay que resolver urgencias y se debe estar atentos a ofertas concretas del mercado que suelen lanzar muchos de estos prestamistas privados. Un ejemplo de un mini préstamo que ahora mismo sale más económico que contratar un crédito bancario con nuestro banco, y sin tener que vincularse, es VIvus. Con este prestamista se pueden obtener hasta 300 euros en la primera solicitud sin tener que pagar nada de honorarios, lo cual vendrá como anillo al dedo para afrontar cualquier imprevisto.

Financiación alternativa sin casarnos con nadie

Gracias a la explosión de Internet y al desarrollo del mundo online, dentro del mismo han surgido nuevos modelos de negocio y el sector financiero también se ha adaptado a este nuevo contexto. 

Un buen ejemplo es la plataforma de crowdlending Zank, mediante la cual se puede conseguir hasta 10.000 euros de inversores independientes con una TAE desde el 6,91 %, también por debajo del ya citado 8,10 % TAE que hay de media en España. No será necesario pasar por el banco y tampoco hay que vincularse con la plataforma para obtener financiación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad