Un grupo de clientes de banca protestan por las hipotecas multidivisa

Los clientes de banca piden que se prohíba cobrar por los depósitos

stop

La posibilidad de que los bancos empiecen a cobrar intereses por guardar el dinero enciende la luz de alarma

Barcelona, 19 de junio de 2019 (20:12 CET)

El margen de negocio de los bancos con los tipos a cero se reduce sin parar, especialmente tras la declaración de intenciones de Mario Draghi de congelar todavía los intereses… o incluso de ponerlos en negativo. Ante esa expectativa, las entidades ya estudian empezar a cobrar a los clientes por guardarles el dinero, medida que podría llegar primero a las empresas y, quizá en una segunda fase, a los depósitos de los particulares, como explicó Economía Digital.

Esta opción genera desconfianza entre los clientes, que no solo ven como las comisiones por algunos servicios han subido en los últimos tiempos, sino que ahora temen intereses negativos. Desde Facua creen que debe evitarse y que la única forma de lograrlo es desde la administración.  “Todavía no está claro que se pueda hacer, pero creemos que debería de regularse”, valoró Rubén Sánchez, portavoz de Facua.

La fórmula de parar los pies a los bancos, según la citada organización de defensa del consumidor,  es limitar las comisiones y “establecer una cuota universal de manera que, al menos para unas prestaciones básica, el usuario pudiera tener la tranquilidad de tener su cuenta a coste cero, porque los bancos ya ganan dinero moviendo el dinero que tenemos depositado”.

Facua pide que se establezca una cuenta básica para clientes vulnerables o que solo quieren un servicio sencillo

Lo que piden, al fin y al cabo, es que los clientes, no solo los vulnerables, sino aquellos que solo necesitan un servicio simple, lo tengan sin coste. “Si no, corremos el riesgo de que la banca se confabule para acordar que en todas las cuentas se acabe cobrando”, añadió Sánchez.

De todas maneras, desde Facua no tienen claro que finalmente vayan a hacerlo, “máxime cuando la banca online está minimizando costes, echando multitud de trabajadores a la calle, lo que está provocando un gran ahorro” a los bancos. Que además cobrasen intereses por tener el dinero “sería un contrasentido enorme” porque “las tendencias son las contrarias”.

Los planes de los bancos

Las cuentas no le salen a la banca. Desde 2016 pagan el 0,4% al BCE por guardar el dinero en Fráncfort y están a punto de trasladar este cobro a los ahorradores. El primer paso sería el cobro de intereses por el dinero que las grandes empresas mantienen ocioso, los llamados picos de tesorería. La cuestión es quién le pone el cascabel al gato, y cuándo. El dinero de los particulares está, de momento, a salvo, ya que las entidades no quieren asumir el golpe reputacional que supondría, pero no puede descartarse a medio plazo.

Según datos del Banco de España, el tipo de interés con el que los bancos españoles remuneran las cuentas a la vista está en el 0,03%. Para un saldo de 10.000 euros, recibiría anualmente unos réditos de 3 euros. En el caso de un depósito a plazo, el tipo de interés sube a entre el 0,04% y el 0,1% en función del plazo de amortización.

En el primer trimestre, Banco Santander remuneraba los depósitos al 0,12% de media, frente al 0,35% del mismo trimestre de 2018. BBVA pagó los depósitos al 0,07%, mientras que Bankia abonó el 0,10%. Caixabank fue el que menos retribuyó las nuevas operaciones de depósito, con un 0,02% hasta marzo. De seguir así, estamos a las puertas de que los bancos dejen de remunerar el dinero que está depositado en sus arcas.

“Nos sobra liquidez”, es la frase más repetida en el sector. La liquidez ha pasado de ser una necesidad a ser un problema. De hecho, ya ninguna entidad acepta la apertura de una cuenta corriente sin que el depositario tenga que domiciliar allí su nómina, los pagos de los recibos y sea advertido de las cuantiosas comisiones que van a gravar la operación cada mes. Sólo aceptan dinero a cambio de vinculación. Las “guerras del pasivo” forman parte ya de la historia.

El siguiente paso será emular lo que hace el Banco Central Europeo. No parece fácil. Alguna de las entidades consultadas cree que, de momento, no es posible cobrar a los particulares por su propio dinero. Otra cosa es que dentro de unos meses la remuneración sea cero.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad