Los líderes de la Zona Euro no recapitalizarán a la banca hasta el 23 de octubre

stop

SOLUCIÓN ANTES DEL G20

Barroso y Rompuy en rueda de prensa

10 de octubre de 2011 (18:11 CET)

El Consejo Europeo da más tiempo a los Estados Miembro antes de aprobar la recapitalización de la banca europea, el segundo rescate de Grecia y reforzar el fondo de rescate de 440.000 millones de euros para países con problemas de deuda. Tres grandes retos que se les han atragantado mientras el FMI y la Casa Blanca ejercen una presión cada vez mayor para que se solucionen y se evite el contagio a todas las economías del mundo, tal como defienden que pasará.

Pero este lunes el presidente Herman Van Rompuy ha decidido retrasar hasta el 23 de octubre la cumbre de líderes. En principio se tenía que celebrar entre el 17 y el 18 de octubre, pero, en un comunicado, el holandés ha asegurado que el nuevo calendario “permitirá finalizar nuestra estrategia global para la crisis de deuda soberana”. En el fondo hay el mismo problema de siempre: los diferentes intereses de los 27.

La cancellera Angela Merkel y el presidente francés Nicolás Sarkozy dieron un paso adelante muy importante este domingo en una reunión bilateral en la que decidieron apoyar la recapitalización de la banca europea. Aunque los países con más peso de la euroregión vean con buenos ojos la propuesta, queda trabajo de cocina pendiente. Y Van Rompuy quiere tener en sus manos un documento muy valioso al llamar a la puerta de los estados más reticentes, como Finlandia: el informe de la troika sobre el estado real de las cuentas helenas y el alcance de las medidas de austeridad.

Solución antes del G20

El nuevo calendario de Europa roza los límites señalados por Merkel y Sarkozy este domingo, cuando se comprometieron en recapitalizar el sistema bancario antes de la reunión del G20 en Cannes, prevista para el 3 y 4 de noviembre. En este sentido, los líderes institucionales de Europa han pedido a Estados Unidos, China y el resto de socios internacionales una actitud “constructiva” para evitar una recaída en la recesión.

“Europa será el centro de atención en la cumbre de Cannes”, admiten Van Rompuy y el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, en una carta conjunta dirigida a los Estados Miembros. Asimismo, tachan de “impresión de nuestros socios del G20” el temor de que la UE lastre a las economías de todo el mundo si no resuelve rápidamente la crisis de deuda.

“Nos corresponde a nosotros demostrar que la UE está determinada a hacer todo lo necesario para superar las dificultades actuales", resaltan Barroso y Van Rompuy.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad