Los turistas internacionales serán claves en la evolución de la economía. EFE

Los vetos a España ponen en riesgo 90.000M de turistas extranjeros

stop

'Economía Digital' repasa en esta segunda entrega de 'Radiografía del turismo' el impacto en el consumo por la caída de viajeros

Madrid, 03 de agosto de 2020 (04:55 CET)

El turismo espera recibir a los turistas internacionales con nubarrones en su horizonte por culpa de los rebrotes y el coronavirus. Anuncios como los de Reino Unido y Alemania para desincentivar la llegada de visitantes internacionales puede dinamitar las perspectivas para una industria que ya ha sufrido en junio y en julio, y que podría recibir la puntilla este mes de agosto. El problema se puede cuantificar: más de 90.000 millones, el dinero que recibe el país de manos de gente que llega de vacaciones desde fuera de España. 

El problema es mayor si se analiza en detalle qué turistas, por país de origen, pueden renunciar a llegar. El caso más importante quizá sea el de los británicos, que incluso han contestado internamente al anuncio de su Gobierno basado en la recomendación de no viajar por la geografía española.

Y es que Reino Unido es el principal emisor de turistas, que gastan aproximadamente 2.523 millones de euros en el mes de agosto (17.986 millones durante todo el año). Para entender la importancia de los números: aportan más que todos los franceses, italianos y ciudadanos de los países nórdicos que llegan a España (17.950 millones de euros). 

Alemania, siguiente preocupación

Otro caso que también preocupa es el de los alemanes. Las autoridades del país han incluido a parte de España, concretamente a las comunidades de Cataluña, Aragón y Navarra, en su lista de zonas de riesgo por contagio, después de una nueva actualización de su propia lista, que elabora el Instituto Robert Koch (RKI). La advertencia del país germano es clara: quien llegue desde estos territorios deberá someterse obligadamente a un test del coronavirus en los aeropuertos del país.

El turista alemán es importante para España por varios factores. El primero es que se trata de la segunda nacionalidad que más dinero aporta de entre todas las que llegan a España (11.722 millones de euros), de acuerdo a los datos de la encuesta de gasto turístico (Egatur) que elabora cada año el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

El segundo motivo es que los alemanes tienen un viaje fetiche dentro de España: las Islas Baleares, donde parte de la actividad económica que se genera precisamente en los meses de verano, con un peso determinante en la economía del país durante el tercer trimestre.

Además, el interés de los turistas alemanes por el país ha sido una tendencia que ha ido a más cada año. “El interés por futuros viajes a España por parte del mercado germano nunca ha sido tan elevado”, afirmaba en una de sus principales conclusiones un informe presentado en la ITB por el profesor Martin Lohmann bajo el nombre La posición de España en el turismo alemán.

Este trabajo dejaba como radiografía que el turista alemán que viaja a España, a diferencia de otros alemanes que optan por distintos países de Europa, son "jóvenes, con buena formación y de alto nivel adquisitivo". Sobre su procedencia, casi la mitad (45%) son del oeste de Alemania, mientras que los que viajan a zonas como Italia y Grecia son del sur.

Otros vetos: Noruega, Bélgica, Francia y Holanda

El primero en rechazar viajar a España fue Francia. El país vecino tomó la decisión el pasado viernes cuando, Jean Castex, el primer ministro francés pidió encarecidamente a sus ciudadanos que no viajaran a Cataluña. Lo solicitó, al menos, “hasta que la situación de salud mejore”, puesto que la incidencia acumulada del virus — número de afectados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días—  es mucho peor que en el resto del país.

A estas advertencias se ha sumado Bélgica, que ha optado por ser más estricta y ha preferido prohibir directamente viajar a zonas de España. La nota menos negativa es que solo se ha referido a las zonas de Lleida y Huesca, donde no acostumbran sus ciudadanos a viajar de manera asidua. No obstante, por si alguno quisiera hacerlo, el Ministerio de Asuntos Exteriores belga ha dicho ya cuál es el peaje: cuarentena de 14 días y realizarse el test para comprobar si han sido contagiados.

Noruega ha impuesto una cuarentena de 10 días a todo aquel ciudadano del país que viaje a España

No hay que cerrar la lista de vetos sin mencionar a Noruega. El país nórdico ha anunciado que cualquier viajero procedente de España —también de Andorra— deberá hacer cuarentena, aunque en este caso será de 10 días. La medida ya ha entrado en vigor y se mantendrá vigente hasta el próximo 20 de agosto.

Hay voces que ya advierten de los riesgos. Una es la de José Luis Zoreda, vicepresidente de la patronal Exceltur. Este representante del sector ya advirtió de que la situación que atraviesa el turismo no es la mejor una vez se analizan los datos registrados hasta el momento.

Según Zoreda, quien en una entrevista con Economía Digital ya afirmó que con el turismo interior era imposible cubrir el agujero de turistas internacionales, apuntó hace unos días que "el mes de julio va a cerrar con unos niveles más que tibios, y en agosto no va a mejorar". Un mal presagio que ojalá no se cumpla.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus Rebrotes
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad