Mafo avisa de que la banca española necesita más capital

stop

El gobernador del Banco de España afirma que el saneamiento que tendrá que realizar el sector a finales de semestre no se podrá completar si la economía española empeora más de lo previsto

Mafo en el encuentro del sector financiero

10 de abril de 2012 (11:57 CET)

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo), ha asegurado que la banca española necesitará más capital para cumplir con el real decreto del saneamiento del sistema financiero. “Si la economía española empeora más de lo previsto, habrá que seguir aumentando y mejorando el capital”, ha declarado en su intervención en el encuentro del sector financiero celebrado este martes en Madrid.

Las declaraciones echan más leña al fuego de la tormenta desatada en los mercados. Este martes, la prima de riesgo de España ha escalado hasta los 417 puntos básicos e incrementa la presión sobre el país a pesar del plan de ajustes inminentes anunciado por Rajoy.

Provisiones

En este escenario, las entidades españolas necesitarán 35.000 millones de euros de provisiones extraordinarias hasta final de semestre para cumplir con la norma de saneamiento del sector. Desde 2007, las provisiones adicionales de bancos y cajas en el país llegan a los 112.000 millones de euros.

Para recuperar la solvencia, Mafo ha dejado claro que “la reestructuración bancaria es una condición absolutamente necesaria”. Pero “no será suficiente por sí sola para que el crédito vuelva a fluir”. Según el análisis del regulador, también será necesario culminar otros cambios, como la reordenación del mercado laboral realizada por el PP o la reducción del déficit público, entre otras.

Solvencia

El gobernador ha asegurado que todas estas políticas son "imprescindibles" para generar una demanda "solvente de crédito y para que un sistema bancario sólido pueda responder a esa demanda".

En este sentido, Mafo ha explicado que se seguirán “ensayando" nuevos instrumentos para aumentar el crédito a las pymes, que "deberían transformarse en algún momento en decisiones políticas".

Recuperación tardía

Ordóñez también ha sido claro en otro punto, en dejar claro que la recuperación económica no es cosa de dos días. “No es probable que se vea pronto una fuerte recuperación de la economía española”. Argumenta que las salidas de crisis derivadas de un exceso de endeudamiento o de pérdida de competitividad dentro de una unión monetaria "son muy lentas, y justamente por eso no se puede caer en la complacencia".

Ha indicado que España tiene que mejorar la competitividad para generar superávit corriente durante "bastantes años". De esta forma, podrá reducir la posición neta de deudora internacional. "Esto es imperioso mientras persista la peor consecuencia de la crisis del euro, que es la fragmentación de los mercados financieros", aseguró.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad