Mas Millet, principal favorito para presidir Bancaja

stop

El abogado gana apoyos para situarse al frente de la entidad. Rafael Ferrando y Vicente Montesinos se convierten en los otros candidatos para sustituir a Antonio Tirado

24 de mayo de 2012 (01:30 CET)

Tres nombres se barajan para convertirse en el nuevo Goiri valenciano: José María Mas Millet, Rafael Ferrando y Vicente Montesinos. Pero el que suena como favorito para ocupar la silla presidencial de Bancaja es el abogado, actualmente vicepresidente segundo.

Mas Millet ya sonó como presidente en el consejo de administración celebrado este lunes, aunque finalmente retiró su candidatura al no contar con los apoyos necesarios. Sin embargo, se trata de un hombre de consenso. Por ello, la entidad le habría propuesto el cargo, aunque las dudas de este abogado todavía pesan demasiado, según han señalado a Economía Digital fuentes cercanas a la caja. 

Arduo camino

Al nuevo presidente de Bancaja le espera un arduo y duro trabajo por delante, como el que se le ha presentado a José Iganacio Goirigolzarri tras tomar las riendas de Bankia, tras la salida de Rodrigo Rato y la nacionalización del banco por parte del Gobierno con un plan de recapitalización de miles de millones de euros.

Por eso, Mas Millet no tiene claro si desea pasar a la primera línea y conducir un proceso en el que Bancaja se transformará en una fundación.

Mas Millet es el vicepresidente segundo de Bancaja, por detrás de Tirado, y su currículo profesional es extenso. El jurista fue consejero del Banco Popular y de otras empresas como Euromedical Care, Realia Business o Deoleo y fue secretario general de Telefónica cuando capitaneaba la compañía Juan Villalonga, amigo del anterior expresidente popular, José María Aznar.

Tirado se rinde

Tirado, presidente en funciones, ya ha anunciado este miércoles que su deseo es que la situación actual “sea lo más transitoria y breve posible” después de matizar que no tiene la intención de presentarse como candidato, sino todo lo contrario.

Tirado ya sonó con fuerza el pasado lunes para convertirse en el nuevo presidente de la entidad tras la dimisión de Olivas. Sin embargo, la tensión que dominó un interminable consejo de administración y la fuerte oposición que encontró en la reunión le llevaron a la renuncia, aunque tuvo que asumir la presidencia en funciones al ser vicepresidente primero.

Tirado, sin embargo, ha dejado ahora paso al resto de aspirantes a quienes ha mostrado todo su apoyo, aunque no se ha decantado por ninguno. “Todos ellos son perfectamente aptos, buenos amigos y muy preparados", ha declarado, al mismo tiempo que ha señalado que espera que en el próximo consejo de Bancaja, el 30 de mayo, se nombre a su sucesor en el cargo.

Otros pretendientes


En cuanto al resto de candidatos para coger la patata caliente de Bancaja se perfilan el expresidente de Cierval, Rafael Ferrando, y el vicepresidente primero de la Fundación Bancaja, Vicente Montesinos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad