Mestre conoció el jueves la entrada de Abad en Unnim

stop

REESTRUCTURACIÓN DEL SECTOR

Jordi Mestre

30 de septiembre de 2011 (19:58 CET)

La reforma de las cajas de ahorro ha supuesto que prácticamente un año después del nacimiento de Unnim -la unión de las cajas de ahorro de Sabadell, Terrassa y Manlleu- el FROB pase a controlar el 100% del nuevo banco. Una entidad que nacerá el próximo lunes para cumplir con los requisitos de capital principal asegurado marcados por el Ministerio de Economía. Y lo hará bajo la tutela de un hombre de Terrassa recomendado por CiU al Banco de España: Antoni Abad, presidente de la patronal Cecot.

El empresario catalán que se enfrentó al actual presidente de la CEOE, Juan Rosell, para capitanear Foment del Treball, formará parte del consejo de administración de Unnim Banc junto a otros tres representantes designados por el FROB. Fuentes de la caja catalana aseguran que Abad no tendrá un papel dominante en el órgano de gobierno, aunque su conocimiento de las entidades y de los empresarios del Vallès Occidental le deja en mejor posición de partida que sus compañeros, cuyos nombres se darán a conocer el lunes.

Abad es un hombre cercano al primer director general que tuvo Unnim, Enric Mata, también de Terrassa y vinculado a Cecot. Asimismo, desde la antigua Caixa Sabadell aseguran que mantiene una buena relación con la plana mayor encabezada por Jordi Mestre, actual director general de la entidad. Fuentes cercanas al banquero sabadellense explican que conoció la entrada del empresario egarense en Unnim el jueves y que la tarde del viernes aún no sabía quiénes le acompañarán. A pesar de la reestructuración, Mestre mantiene el cargo y despachará con el nuevo consejo de administración.

Unnim Banc vale un euro

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO), ha valorado ante los medios de comunicación que Unnim Banc “vale un euro”. Unas declaraciones que han caído como un jarro de agua fría en la ala noble del número 17 de la calle Gràcia de Sabadell, en la sede de la entidad. “No teníamos problemas de solvencia hasta que incrementaron las ratios de solvencia seis puntos, que son muchos”, se queja en declaraciones a Economía Digital un portavoz de Unnim.

Pero desde el staff hacen otra lectura de la entrada del FROB, una noticia que afirman que era más que esperada. Sobre todo por la gestión de los últimos dos años, cuando se inició el proceso de fusión. Los trabajadores explican que las rivalidades históricas entre ambas cocapitales de comarca no se superaron y el entendimiento entre empleados ha sido difícil. El papel más neutro lo ha jugado Caixa Manlleu, la hermana pequeña de las tres y quien ha tenido una representación menor en todos los ámbitos.

“¿Cómo nos tenemos que sentir si aquí cuando los directivos se han ido han sacado todos sus ahorros de Unnim?”, comentan los empleados. También se han escuchado quejas dirigidas al gobernador del Banco de España: “Su deber era el de fiscalizar a las cajas de ahorro, y muy bien no lo ha hecho”. 

Obra Social

La caja Unnim continuará existiendo para gestionar la obra social, los fondos de la que se entregarán anualmente desde el banco. Aquí tendrá su refugio el cuadro directivo actual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad