Nin se queda fuera de Caixabank

stop

El consejo de administración nombra a Gonzalo Gortázar nuevo consejero delegado de la entidad

El director general de La Caixa, Juan María Nin, y el presidente, Isidro Fainé | ED

30 de junio de 2014 (18:04 CET)

Juan María Nin ya no es consejero delegado de Caixabank.

El consejo de administración de la entidad catalana ha acordado este lunes nombrar a Gonzalo Gortázar, un ejecutivo de la casa, nueva mano derecha de Isidro Fainé. De 48 años de edad, hasta la fecha ejercía de director general del banco. También había sido consejero delegado de Criteria, el vehículo de inversiones de la antigua caja catalana.

Gortázar es licenciado en derecho y ciencias empresariales por ICADE y tiene un MBA por INSEAD. Su trayectoria profesional le ha llevado a ocupar cargos en la central inglesa de Morgan Stanley y de encargarse de las operaciones de esta entidad en Europa. Ha ejercido un papel destacado en las numerosas fusiones y adquisiciones que ha habido en el sector financiero europeo en los últimos años.

Nin sigue en Gas Natural, Repsol y Erste Bank

Por su parte, antes de ocuparse de la gestión de Caixabank, en 2007, Juan María Nin fue consejero delegado de Banc Sabadell. 

Las relaciones entre Nin y Isidro Fainé se habían deteriorado mucho en los últimos meses, según fuentes financieras. Nin, sin embargo, continuará en los consejos de administración de Gas Natural, Repsol, y Erste Bank, entidades participadas por La Caixa. Pero no estará en ningún órgano de dirección de La Caixa, o de CaixaBank.

Relación complicada con Fainé

La Caixa ha pactado la salida de Nin, pero su relación con Fainé se había hecho insostenible, con criterios diferentes a la hora de afrontar los nuevos retos de CaixaBank.

La Caixa ha anunciado, a través de un comunicado, los nuevos nombramientos, como el de Antonio Massanell, como vicepresidente de CaixaBank; y del ya citado Gonzalo Gortázar.

La venta de CatalunyaCaixa

La entidad asegura que la decisión “responde a la nueva reordenación societaria del Grupo La Caixa y a la reorganización interna de CaixaBank, fruto de la implementación de la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias”.

La decisión se produce en un momento en el que se dirimen diversas cuestiones en el mundo financiero, y que se relacionan con La Caixa. La primera es que en pocos días Barclays debe decidir si vende su filial española a CaixaBank y la segunda tiene relación con la adjudicación de CatalunyaCaixa, proceso en el que también está la entidad presidida por Isidro Fainé.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad