Novo Banco se queda con los clientes españoles del Espírito Santo

stop

Los depósitos están garantizados por la recapitalización de 4.900 millones; “todo sigue con absoluta normalidad”, destacan los responsables de la filial española

Oficina en Valencia de BES

04 de agosto de 2014 (11:20 CET)

Los clientes y empleados de Banco Espírito Santo (BES) en España pasan a integrarse en Novo Banco, el banco bueno surgido tras la nacionalización de Portugal. El nuevo banco agrupa los activos saneados y ha sido recapitalizado mediante la inyección de 4.900 millones de euros.

De este modo, los depósitos de los aproximadamente 75.000 clientes del banco luso en España "están garantizados", subrayaron varias fuentes consultadas.

Mensaje de tranquilidad


Desde la entidad portuguesa se envía un mensaje de tranquilidad. La filial española hace hincapié en que "todo sigue con absoluta normalidad" y que "los depósitos de los clientes están garantizados".

A última hora del domingo, el Banco de Portugal desveló los detalles del plan diseñado en respuesta a los problemas de BES, que pasa por su división en dos entidades: Novo Banco, que agrupa los activos saneados, y un banco malo formado por los activos tóxicos.

Rescate con fondos de la troika

Novo Banco verá reforzado su capital mediante la inyección de 4.900 millones de euros procedentes del fondo de resolución de Portugal, cuya mayor parte proceden del remanente de fondos del rescate al país inyectados por la troika.

En este sentido, fuentes de la entidad puntualizaron desde Madrid que "se trata de un préstamo temporal y ese dinero hay que devolverlo y lo vamos a devolver".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad