Así afectará el nuevo euríbor a las hipotecas. En la foto, una imagen de archivo de una protesta de afectados por las hipotecas.
stop

El nuevo euríbor será más bajo pero con variaciones más bruscas, según los ensayos del Instituto Europeo de Mercados Monetarios

Economía Digital

Así afectará el nuevo euríbor a las hipotecas. En la foto, una imagen de archivo de una protesta de afectados por las hipotecas.

Madrid, 25 de junio de 2019 (18:53 CET)

El nuevo euríbor, conocido como euríbor plus, será una realidad en un plazo máximo de seis meses, ya que tiene que entrar en vigor en enero de 2020. Pese a que la reforma no implica que un índice nuevo sustituya al actual, sino que se aplique una metodología nueva, se cree que la modificación repercutirá en las hipotecas.

Se espera un índice más bajo con fluctuaciones más bruscas. Esto supondrá que en principio las hipotecas sean más baratas, pero que muestren una mayor variabilidad en las cuotas cuando haya que revisarlas.

Esto es lo que se desprende de los datos del Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI), la entidad encargada de la reforma, que dio a conocer los resultados de los ensayos realizados en 2018.

El Instituto Europeo de Mercados Monetarios matiza que los datos podrían no ser indicativos de datos futuros

La prueba reflejaba un euríbor con oscilaciones más bruscas, tanto en las bajadas como en las subidas. Fue más lejos en los descensos y más rápido en las subidas. Aún así, el Instituto matiza que los datos son "solo con fines informativos y podrían no ser indicativos de datos futuros".

Además, los expertos aún no están del todo seguros y no se ponen de acuerdo en cómo afectará al precio de las hipotecas una vez que se utilice el nuevo modelo, ya que no hay mucha más información al respecto.

Nueva metodología para el euríbor plus

El euríbor plus supone una nueva metodología para calcular el índice. Ahora el euríbor se calcula sobre lo que los bancos aseguran que cobran al prestar dinero a otros bancos. Es decir, no existen datos de operaciones reales y el mercado se basa en intenciones y voluntades. 

Una vez entre en vigor el euríbor plus, se podrá comprobar si las entidades han cobrado de más a los consumidores: ver si han sido realistas con las previsiones o han inflado los precios. Con el cambio, la UE quiere que el cálculo sea más real y evitar así que los bancos lo manipulen artificialmente.

Por ello, el euríbor plus se realizará sobre el tipo de interés real al que se han prestado los bancos el dinero, sobre lo que queda por escrito. El problema reside en que apenas hay transacciones reales con el plazo de un año, que es el que se utiliza para las hipotecas, por lo que no habrá muchos datos sobre los que basar el precio.

Es por ello por lo que se trabaja en una metodología híbrida, que tendrá en cuenta para su cálculo las transacciones reales y las operaciones históricas. En última instancia se utilizarán los precios teóricos, que son los únicos que se usan ahora. Esta, según el calendario del EMMI, entrará en vigor el año que viene.

El principal objetivo de la Comisión Europea con el nuevo euríbor es defender los intereses del consumidor y ofrecer un tipo más real. "Desde el BCE se han hecho estudios sobre qué hacer para evitar la manipulación y que no suban o bajen artificialmente los tipos las entidades, y con ello el euríbor y el precio de las hipotecas”, explican fuentes de Asufin.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad