La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño. EFE

Otro revés para Calviño: la OCDE rebaja el crecimiento en dos décimas

stop

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico reduce las perspectivas de la ministra de Economía en funciones en dos décimas para este año

Madrid, 21 de noviembre de 2019 (13:08 CET)

Nuevo revés para Nadia Calviño. Esta vez, por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que ha rebajado también el crecimiento de la economía española. La nueva estimación reduce las previsiones de la ministra de Economía en funciones en dos décimas para este año, al 2%, y en tres para el próximo, que cerrará con un 1,6%. 

Desde que Calviño elaborase el borrador de los presupuestos generales -a falta de que un Ejecutivo con plenitud de funciones lo ratifique- varias instituciones han rebajado las perspectivas de crecimiento de la economía española contempladas en el documento. Desde la Comisión Europea al Banco de España (BdE), pasando por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), los pronósticos de muchas entidades han chocado con los que propone el Ejecutivo socialista. 

Esta jueves, la OCDE ha presentado su informe semestral con un visión mucho menos optimista que la de Calviño, que pasan por crecer al 2,1% en 2019 y al 1,7% en 2020. La rebaja de los técnicos comunitarios Valdis Dombrovskis y Pierre Moscovici la sitúan en 1,9% y en el 1,5% respectivamente, mientras que tanto el BdE como el Instituto Nacional de Estadística (INE) llegaron incluso a reelaborar el cuadro macroeconómico español desde 2016, reduciendo también unas décimas las previsiones. 

Sin embargo, España presentará una evolución mejor la media europea, que crecerá al 1,2% en 2019 y al 1,1% el próximo año. También mejorará la media de países como Francia, Italia o Alemania, este último, duramente castigado por la OCDE, que ha previsto un crecimiento del 0,6% para este año y del 0,4% de su PIB para 2020, en una de las primeras muestras verdaderamente preocupantes de la desaceleración económica que se avecina. 

Dentro de dos años, la OCDE prevé que España mantenga el crecimiento en el 1,6%. La entidad explica que esto estará potenciado por el consumo privado, aunque este parámetro registrará una ralentización: crecerá al 1,8% en 2020 y al 1,3% en 2021. También impactará negativamente el comercio exterior, el foco en el que más se ha detenido la OCDE al pronosticar un descenso global generalizado para los dos próximos ejercicios. 

La entidad ha reservado un espacio en su informe para analizar la incertidumbre política de España. La OCDE sugiere que la deuda pública seguirá a un nivel "elevado" -sus previsiones muestran que solo bajará al 96,2% del PIB en 2021- por lo que insiste en políticas claras y esfuerzos estructurales para reducir este indicador cuanto antes. 

Asimismo, la OCDE notifica una mejora en las finanzas públicas pero la atribuye a unas "condiciones macroeconómicas favorables". 

Mejorar la formación de los trabajadores

La institución propone una serie de consejos para mejorar las perspectivas en torno al crecimiento. En primer lugar, considera fundamental un aumento de la productividad que pasa por mejorar la formación de la mano de obra, especialmente, la de los trabajadores menos capacitados para mejorar sus perspectivas laborales. 

Asimismo, también recomienda unificar la asistencia laboral y los servicios sociales para los desempleados además de incrementar la formación digital a personas con menores ingresos ya que, señala la OCDE, corren más riesgos por la robotización y la automatización que serán cada vez más visibles en el mercado laboral. En este sentido, la entidad aboga porque España mejore la coordinación Estado-autonomías en las políticas de innovación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad