stop

El banco presidido por Emilio Saracho ha perdido el 25% de su valor bursátil en sólo cuatro días

Barcelona, 13 de abril de 2017 (17:55 CET)

Banco Popular ha vivido un vía crucis en los mercados: en esta breve semana bursátil de cuatro días, sus acciones han sufrido la pérdida del 25% de su valor. El jueves los valores del banco presidido por Emilio Saracho han bajado un 3,63%, y sus títulos cerraron a 0,61 euros por acción.

Con este cierre, esta Semana Santa el valor de la entidad bancaria se ha desplomado una cuarta parte, un 23,46%, lo que equivale a la pérdida de más de 830 millones de euros: de los 3.400 millones de valor bursátil al 7 de abril, este jueves se ha situado en 2.568 millones.

Los valores del Popular han caído un 76% en menos de un año

La semana negra comenzó el lunes con un derrumbe del 9,61% en sus títulos. Esa jornada, los mercados reaccionaron negativamente al anuncio de Saracho de que el banco necesitaría una nueva ampliación de capital, al desconfiar de que sus autoridades puedan conseguir dinero fresco para poner de pie al banco.

El martes el desempeño fue ligeramente peor, con una caída del 9,67%, y el miércoles la caída se atenuó al 4,37%.

Hace casi un año, el 26 de abril, las acciones del Popular se cotizaban a 2,54 euros por acción. A partir de ahí, comenzó una espiral descendente en la que los valores han caído el 76,18%, inclusive una jornada fatídica como la del 26 de mayo, cuando las acciones retrocedieron más del 26%. Si es por mencionar buenos tiempos bursátiles para el banco, habría que recordar que en abril de 1998 las acciones habían alcanzado un techo de 43,3 euros cada una.

El Popular ha vivido una semana de dimisiones y denuncias

La semana no sólo fue agitada en los mercados. El lunes el banco nombró a Ignacio Sánchez-Asiaín Sanz como nuevo consejero delegado, en reemplazo de Pedro Larena, que había anunciado su dimisión al cargo.

La Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC) intervino en la junta general de accionistas del lunes para pedir que se estudien las actuaciones de sus consejeros y de la comisión de nombramientos y retribuciones dentro del proceso sucesorio del anterior presidente.

Además pidieron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que investigue los hechos denunciados en México sobre una presunta manipulación del valor de la acción de la entidad.

El gobierno sigue la evolución del banco con lupa, pero descarta que se vaya a inyectar dinero público para aliviar su situación. La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, ha señalado que el Gobierno ha recibido indicaciones del Banco Central Europeo y del Banco de España respecto a que el Popular "no presenta problemas de solvencia".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad