Prestamistas o cómo librarse del estigma de la lista de morosos al 20% TAE

stop

Este tipo de financiación ha incrementado en los últimos años como alternativa a obtener dinero de la banca tradicional

06 de junio de 2014 (21:37 CET)

Desde hace unos años, el número de prestamistas privados se ha multiplicado en nuestro país. En este contexto, una persona que necesite un crédito ya no ha de tirar la toalla cuando el banco se lo deniega, ya que todavía puede acudir a este tipo de financiación.

Una vez en el capital privado, las dos opciones mayoritarias son las siguientes: o pedir un mini crédito de como mucho 600 euros o pedir varios miles poniendo la casa como garantía o aval. Sin embargo, existe una tercera vía: la de pedir un préstamo personal de varios miles de euros sin tener que poner un inmueble como aval.

De hecho, en estos momentos, es posible encontrar al menos 4 ofertas de estas características: la de DineritoAhora (hasta 12.000 euros a devolver en cinco años), BigBank (hasta 10.000 euros a devolver en cinco años), Zaimo (hasta 1.500 euros a devolver en un año) y Lendico (préstamo P2P hasta 25.000 euros a cinco años). El ingreso en cuenta puede ir de las 48 horas a los 14 días, dependiendo del prestamista, pero la aprobación o denegación se comunica mucho antes. En general, durante el primer día.

En el caso de Zaimo, además, es posible conseguir el crédito aún en el caso de que estemos en una lista de morosos como RAI o ASNEF.

Lo mejor de estos préstamos es que su porcentaje de concesión es mayor al de los bancos, el papeleo necesario disminuye y el ingreso en cuenta suele ser muy rápido. No suele superar las 48 horas (salvo en el caso de Lendico, ya que se trata de un préstamo P2P que requiere encontrar inversor, por lo que puede alargarse hasta dos semanas).

En el lado menos positivo, los intereses son más caros que los préstamos personales de un banco (alrededor del 20% TAE. Es decir, más parecido a una tarjeta de crédito) y pueden existir comisiones por las que será necesario preguntar antes de firmar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad