La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i), hace entrega a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, el proyecto de presupuestos para 2019. EFE/Emilio Naranjo

Presupuestos: El Gobierno dispara más del 50% la inversión en Cataluña

stop

El Ejecutivo socialista aumenta la inversión en Cataluña hasta los 2.251 millones de euros para conseguir el apoyo de ERC y Pdecat a los presupuestos

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i), hace entrega a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, el proyecto de presupuestos para 2019. EFE/Emilio Naranjo

Madrid, 14 de enero de 2019 (15:27 CET)

Como ya había anunciado la ministra de Hacienda, la inversión en Cataluña aumentará notablemente en los presupuestos de 2019. Así, el Ejecutivo de Pedro Sánchez utiliza unas cuentas favorables a la comunidad catalana para conseguir el apoyo de los partidos independentistas, que necesita para poder sacarlas adelante.

Con los presupuestos de 2019 del Gobierno socialista, Cataluña recibirá el 52% más en inversión territorial real respecto a las cuentas de 2018. Esto se traduce en 2.051,38 millones de euros, el 16,8% del total presupuestado. Esta cifra no llega al 18% que adelantó la ministra de Hacienda, María José Montero.

 

Sin embargo, a esta cantidad se le suman 200 millones de euros de la sentencia del Tribunal Supremo del 2 de noviembre de 2017 sobre la disposición adicional tercera del Estatuto de Autonomía de Cataluña. Esta sentencia daba la razón a la Generalitat al reclamar 759 millones por 2008.

Una cantidad que se abonaría en cuatro años, como acordaron Montero y el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, y que ahora utiliza el ejecutivo para llegar al 18%. Así, con esto, la inversión en Cataluña será del 18,2% del total, siendo la comunidad que más aumenta sus ingresos: 900 millones más.

 La Abogacía del Estado rechaza desde 2006 que el Gobierno tenga obligación de invertir lo que establece el Estatut

El porcentaje no llega al 19,2%, que es lo que supone el PIB catalán en el conjunto nacional, por lo que estaría de nuevo por debajo de lo marcado por el Estatuto. Montero asegura que el proyecto de Presupuestos "da cumplimiento al Estatuto de Cataluña", así como de Andalucía, Extremadura y Valencia, a los que ha hecho referencia.

El Estatut de Cataluña establece en su disposición tercera que el Estado debía dedicar en sus presupuestos, a la inversión en infraestructuras de Cataluña, al menos el mismo porcentaje del peso que representa la comunidad en la economía española, es decir en torno al 18% del total, frente al 13% de los últimos años.

Sin embargo,  la Abogacía del Estado rechaza desde 2006 que el Gobierno tenga obligación de invertir lo que establece el Estatut en la disposición adicional tercera. Así, la Abogacía del Estado dictamina que el aumento previsto por el Ejecutivo se trata de una decisión política y no de una obligación legal​.

Mayor gasto en los presupuestos

La ministra de Hacienda asegura que estos presupuestos sirven para "cambiar unas políticas económicas que no han dado resultado". Así, defiende que se cuadran en la senda del déficit del 1,3% del PIB y asegura que las cuentas están elaboradas para apoyar a la clase media y a los jóvenes.

Con las medidas propuestas, los presupuestos aumentan de manera considerable el gasto social, con un alza del 40% en dependencia, políticas de vivienda e inversiones. La partida que más recibe son las pensiones, que suponen cerca de la mitad de las Cuentas, con 153.000 millones de euros de los 345.000 millones.

Por ello, y para no gastar el Fondo de Reserva, conocido como la hucha de las pensiones, Hacienda prestará a la Seguridad Social más de 15.000 millones de euros para las extras de verano y navidad de los jubilados.

Medidas como el incremento salarial de los funcionarios y trabajadores públicos exigirán un desembolso de 23.372 millones de euros (el 4% más), al igual que la partida destinada al desempleo, que sube a 18.402 millones.

Para poder hacer frente a tanto gasto público, el Ejecutivo prevé unos ingresos récord por impuestos, por encima de los 227.000 millones de euros. De hecho, la recaudación por cotizaciones supera los 120.000 millones de euros.

Apoyo de los partidos independentistas

El apoyo de los partidos independentistas catalanes ERC y el Pdecat es clave para que el Ejecutivo pueda aprobar las cuentas en el Congreso de los Diputados. Es por ello por lo que el Gobierno ha aumentado al 18% la partida para Cataluña, una demanda que se lleva exigiendo desde hace años.

Sin embargo, en esta ocasión los independentistas siguen reclamando que necesitan que Pedro Sánchez realice gestos sobre los políticos presos y el juicio del procés para que ellos apoyen las cuentas. Esta circunstancia ha provocado tensiones en el independentismo

Por su parte, el presidente del Gobierno confía en que ERC y el Pdecat voten los presupuestos, ya que la alternativa podría ser las elecciones anticipadas que pueda llevar a La Moncloa a un Gobierno de PP y Ciudadanos apoyado por Vox, que aplicaría el artículo 155 de la Constitución de forma permanente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad