Oficinas de Fitch Ratings en Nueva York | EFE
stop

La agencia mantiene el rating de España en notable bajo con perspectiva estable, pero advierte de algunos aspectos de los presupuestos de Sánchez

Barcelona, 12 de enero de 2019 (10:30 CET)

La agencia de calificación crediticia Fitch mantiene el rating de España en notable bajo (A-) con perspectiva estable, en la primera calificación de 2019 del país. No obstante, la firma se sirve de la calificación para advertir de algunos aspectos de los presupuestos de Pedro Sánchez que, entre otras cosas, llevarán a España a incumplir los objetivos de déficit.

Pocas horas después de que el Consejo de Ministros aprobara el real decreto de las cuentas del Ejecutivo de Sánchez, Fitch alerta de que, según sus previsiones, el déficit se situará este año en el 2,1% del PIB, ocho décimas por encima del 1,3% fijado en la senda fiscal aprobada, y que en 2020 se situará en el 1,8%.

La reducción del déficit al 2,1% del PIB en 2019 supone un incumplimiento de la norma presupuestaria europea que obliga a reducir el déficit estructural un 0,65% al año una vez que el país haya salido del procedimiento de déficit excesivo. Para Fitch, esto refleja un grado relativamente alto de riesgo de implementación para los presupuestos.

Fitch: España crecerá un 2,3% en 2019

La firma también advierte de que el Gobierno podría lograr una recaudación inferior a la prevista con los nuevos impuestos como la "tasa Google" y la tasa a las transacciones financieras. El tipo mínimo del 15% en sociedades para grandes empresas y el plan de lucha contra el fraude tampoco conseguirán el objetivo, agrega Fitch.

A la incertidumbre presupuestaria se suma el ciclo político, dado que la agencia no descarta un adelanto electoral antes de que se agote la legislatura, a mediados de 2020. También se refiere a Vox y a la posibilidad de aumentar la fragmentación política del Parlamento si la formación replica a nivel nacional el resultado de las andaluzas.

En su informe, Fitch pronostica un crecimiento para la economía española del 2,3% en 2019, una décima por encima de la previsión del Gobierno para este año, que el viernes la rebajó al 2,2%. El dinamismo de la economía se apoya en el tirón de la demanda interna, dice la agencia.

No obstante, el elevado endeudamiento político, la alta tasa de paro y las dudas en torno a la situación política en Cataluña suponen señales de alerta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad