Sáenz evita pronunciarse sobre la independencia de Catalunya

stop

RESULTADOS 3T

Alfredo Sáenz, ex consejero delegado de Banco Santander

25 de octubre de 2012 (13:53 CET)

Banco Santander ha evitado pronunciarse sobre la deriva soberanista impulsada por el Ejecutivo de Artur Mas. La entidad ha sido uno de los postores más serios en la subasta de CatalunyaCaixa y ha reconocido, en varias ocasiones, que el catalán es uno de los territorios donde hay margen para crecer.

Sin embargo, los aires de independencia que suspiran en la Generalitat son “una cuestión política y estamos en la presentación de resultados. No me voy a pronunciar, es ajeno al banco”, ha asegurado Alfredo Sáenz, la mano derecha de Emilio Botín, en un encuentro con periodistas para analizar la actividad y resultados de la mayor entidad española, seguida muy de cerca por La Caixa de Isidro Fainé, relativa a los nueve primeros meses del año.

Sin embargo, el banco de las corbatas rojas está satisfecho con la evolución de sus franquicias en territorio catalán –Santander y Banesto—, donde su mayor competidor, el BBVA de Francisco González ha escalado posiciones con la absorción de Unnim. Según Sáenz, el impacto del nuevo escenario ha sido mínimo y el Santander sigue creciendo a buen ritmo, “particularmente en depósitos, la demanda de crédito es muy débil como en toda España”.

El final de la crisis

En lo relativo a sus previsiones, Sáenz comparte con el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la visión de que 2013 será el último año de la recesión. “Aunque la recuperación no será espectacular”. “La visión que tenemos de España no es la misma que teníamos en 2012”, ha explicado el consejero delegado preguntado por el “apetito de adquisiciones”. El Santander mantiene las puertas abiertas a seguir invirtiendo en el país aunque la participación de España en el beneficio es del 16%. El resto se genera en el mercado internacional, particularmente en Brasil.

Aunque la sensibilidad existe, Sáenz no ha concretado planes. Tampoco si invertirá en el banco malo. Santander no “se pronunciará” sobre la entidad que prepara el Ministro de Economía, Luis de Guindos, porque “es imposible”. “Aun está por construir”. Sin embargo, en Boadilla del Monte (Madrid) tienen claro que el objetivo de esta entidad será liquidar los activos y “a ser posible ganando dinero”. Es decir, “su objetivo no es bajar los precios”. Tendrá un problema de gestión importante, prevé Sáenz.

Fortaleza

En lo que a los resultados generados de enero a septiembre, Sáenz ha destacado que el objetivo ha sido fortalecer el balance. Banco Santander ha generado uno de los mayores beneficios antes de provisiones de Europa. Si se pone el foco sólo en el último trimestre, las ganancias de junio a septiembre habrían sido de más de 1.600 millones por el negocio recurrente más 400 en plusvalías por la venta del negocio asegurador.

Al final, después de reservar 1.500 millones netos por futuras minusvalías, la entidad logra mantener 100 millones en positivo. Según las estadísticas del banco, el 90% de la exposición inmobiliaria ya está saneada. Los analistas creen que la debilidad de la entidad es la morosidad en hipotecas, pymes y consumo. La mora del banco en España ha subido a poco más del 6%, según las previsiones repuntará ligeramente el próximo año.

Por su parte, Banesto logró 32 millones en beneficios durante el tercer trimestre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad