Sala i Martín: “Los que más han perdido con la crisis son los ricos”

stop

Sin título

18 de diciembre de 2009 (13:56 CET)

Los efectos de la crisis económica de la que parece que estamos empezando a salir a quien más han perjudicado es a los ricos. Más regulación de los mercados no evitará que se repita una situación como la actual. El origen de las crisis no está en unos comportamientos u otros sino en la psicología humana que tiende a maximizar siempre aquellas actividades que dan más beneficio. Estas son opiniones de Xavier Sala i Martín, el conocido economista y directivo del Barça que se ha hecho famoso por sus llamativas chaquetas y sus no menos punzantes opiniones.

Sala ha concedido una entrevista a la revista Paradigmes, que edita el Departament d'Innovació, Universitats i Empresa. En ella repasa, des de su óptica liberal, algunos aspectos relacionados con la crisis y con sus efectos tanto en España como en Estados Unidos. En este sentido, por ejemplo, vincula las dificultades por las que ha pasado la industria automovilística norteamericana con las concesiones que han hecho dichas compañías a los sindicatos para evitar huelgas generales en el sector durante la década de los noventa. Esto lo explica a partir de la comparación de los resultados de empresas del mismo sector como Toyota, que fabrican en otros puntos de los Estados Unidos y no han sufrido los problemas que han afectado especialmente a General Motors.

Sobre el debate de la contaminación versus la producción, Sala i Martin considera que la cumbre de Copenhaguen no solucionará el problema, y considera que China no aceptará otra solución que vincular una determinada reducción de los contaminantes por punto del PIB, mientras que los Estados Unidos de Norteamérica aceptarán a su vez una mínima reducción.

En lo que se refiere a los perdedores o ganadores en esta crisis, Sala i Martín asegura que los que más han perdido son los más ricos “que tienen casas y acciones”, aunque admite que si la situación actual se prolonga, los que están en paro perderán más cuando agoten sus prestaciones. Y en lo referido a las clases medias, Sala afirma que no han perdido mucho.

Alerta este economista del efecto aún no conocido del deterioro de la situación económica en la inmigración, porque, al revés de lo que le pasa al conjunto de la población, este ámbito no tiene una red familiar para recibir ayudas cuando pierde el trabajo. Y avisa que si el resultado posibilita que haya trabajadores extranjeros mientras que sus colegas españoles estén parados, “habrá fractura social”.

Sobre las relaciones económicas internacionales y el papel del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el que Sala tiene una vinculación profesional, opina, de forma un punto descarnada, que en el fondo quien pone dinero son los Estados Unidos y Europa y quien lo recibe son los países pobres. Admite que China e India podrían participar, pero antes deberán aportar dinero y a pesar de ello “los Estados Unidos seguirán haciendo lo que quieran”. Se escuda para justificarlo en que Obama dice lo mismo que Bush pero “con una sonrisa”.

En España y Cataluña, Sala i Martín reclama más apoyo hacia los sectores innovadores y que arriesgan y, al mismo tiempo, considera que “son necesarias profundas reformas del mercado laboral que induzcan a la gente a trabajar más”. Exige además, eliminar el excesivo igualitarismo y “pagar más al que vale más para favorecer la competitividad”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad