Standard & Poor's lanza un capote al Gobierno y sube la nota de la deuda española

stop

CALIFICACIÓN CREDITICIA

Sede de la agencia Standard & Poor's en Nueva York / Reuters

en Nueva York, 02 de octubre de 2015 (18:56 CET)

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha mejorado este viernes en un escalón el rating de la deuda española, hasta 'BBB ' con perspectiva 'estable'. La entidad estadounidense, a través de un comunicado, ha justificado esta decisión en el impacto positivo que las reformas del Gobierno han tenido en la economía de España.

S&P, que confirmó el rating de España en su última revisión realizada el pasado 10 de abril, destaca que España se ha beneficiado de dos reformas del mercado laboral desde 2010 que han mejorado la competitividad de las exportaciones y del sector servicios, así como de unas mejores condiciones financieras.

Previsión de crecimiento al alza

La agencia prevé un crecimiento nominal del PIB español de alrededor del 4% en los próximos años, lo que debería apoyar la posición fiscal y el balance del ejecutivo, asumiendo que continúa la recuperación del mercado laboral y que los riesgos de deflación "se mantienen a raya".

La agencia mejoró el pasado miércoles en dos décimas su previsión de crecimiento para España en 2015, desde el 3% que esperaba en julio hasta el 3,2%, y en una décima la de 2016, hasta el 2,7%. Para 2017, Standard & Poor's fijó una previsión del 2,4%.

Las elecciones, un riesgo para las reformas

Por otro lado, la agencia advierte de que la posibilidad de un entorno político fragmentado tras las elecciones generales de diciembre podría llevar a desviaciones en la política fiscal y de reformas estructurales, lo que podría poner en peligro los objetivos de crecimiento y déficit de España en el medio plazo.

Respecto a Cataluña, cree que seguirá formando parte de España y que las tensiones entre el Gobierno central y las autoridades regionales se disiparán de forma gradual.

El riesgo de la independencia de Cataluña

Pese a ello, advierte de que si Cataluña se independiza, las métricas crediticias de España, incluido su PIB per capita, las cuentas externas y las finanzas públicas, se debilitarían, así como a su solvencia.

Respecto a la perspectiva 'estable', explica que refleja su opinión de que la recuperación económica generalizada y la gradual consolidación presupuestaria que prevé deberían compensar los riesgos de la elevada deuda neta exterior.

Con esta decisión, S&P sitúa la nota de España una categoría por encima de la que le otorga Moodys ('Baa2' con perspectiva 'positiva') y la iguala a la de Fitch, que la mantiene en 'BBB ' con perspectiva 'estable'.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad