Miles de pensionistas se manifiestan en Bilbao para pedir subidas de las pensiones. Foto: EFE/JZ

Trabajo dará una 'limosna' de 13 euros a los pensionistas en febrero

stop

La Seguridad Social gastará 127 millones de euros en la "paguilla" de 13 euros que se abonará en febrero a los pensionistas por la subida del IPC

Madrid, 17 de enero de 2019 (17:43 CET)

La principal lucha de los pensionistas es no perder poder adquisitivo. Los precios van subiendo y se encarece el coste de la vida, lo que hace que si las prestaciones no mejoran, el poder adquisitivo baja. Para que esto no pase el Gobierno ha aumentado las pensiones mínimas el 3%. Además, este jueves ha anunciado una nueva limosna: le dará una "paguilla" media de 13 euros a cada pensionista en febrero.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, explica que este ingreso, que se hará solo una vez, es para evitar que los jubilados pierdan poder adquisitivo. Así, se compensa la diferencia entre el incremento del 1,6% que tuvieron todas las pensiones en 2018 y el 1,7% que subieron los precios de media el pasado ejercicio.

Aunque para los pensionistas puede suponer un ingreso pequeño, para el estado el desembolso es elevado. La Seguridad Social gastará 127 millones de euros en la "paguilla". Para calcular en concreto la cuantía de la paga, el pensionista deberá estimar el 0,1% de su pensión anual.

 La "paguilla" se abonará el 20 de febrero y será independiente de la aprobación de los presupuestos de 2019

Pese a que la media serán 13 euros, las pensiones más elevadas recibirán más. Por ejemplo, los que cobren 2.000 euros contarán con un ingreso de 28 euros adicionales en febrero, mientras que los que reciban 800 euros cobrarán solo 11.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, explica que la "paguilla" se abonará el 20 de febrero y será independiente de la aprobación de los presupuestos generales del Estado de 2019.

Los nuevos pensionistas no tendrán "paguilla"

Sin embargo, solo percibirán la "paguilla" los beneficiarios que tengan una pensión reconocida antes del 1 de enero de 2018. Por ello, todos los nuevos pensionistas del año pasado no tendrán este ingreso, ya que la ley determina que ellos no reciben compensación por la inflación hasta el segundo año de prestación.

Esta revalorización de las pensiones para compensar la desviación del IPC se consolidará en la nómina de pensiones, de modo que la subida del 1,6% prevista para 2019 ya parte desde el incremento del 1,7% de 2018.

Según las estimaciones del Gobierno, la subida de 2019 será superior al IPC, de modo que los pensionistas ganarán poder adquisitivo. Los presupuestos generales del Estado recogen la subida de las pensiones del 1,6% general y del 3% en el caso de las pensiones mínimas.

Es decir, las pensiones podrán aumentar hasta 25 euros al mes. Pedro Sánchez ya aprobó esta medida, que entró en vigor el 1 de enero de 2019, a través de un real decreto ley.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad