Tres ventajas claras de los pagos on line del futuro (inmediato)

stop

Bruselas aprobará la norma que regulará el mercado único de pagos bancarios. Explicamos sus ventajas para el cliente final

Economía Digital

¿Cómo afectará al cliente la nueva ley de pagos bancarios? En la imagen, un cliente utiliza su móvil para pagar en un comercio.
¿Cómo afectará al cliente la nueva ley de pagos bancarios? En la imagen, un cliente utiliza su móvil para pagar en un comercio.

Barcelona, 24 de octubre de 2017 (12:00 CET)

La Comisión Europea (CE) dará luz verde a la PSD2, la nueva normativa de regulación de los pagos bancarios. A través de esta ley -una revisión de la actual PSD, aprobada en 2007- Bruselas pretende crear un mercado único que integre a todos los nuevos actores del sector, más allá de las entidades bancarias tradicionales.

Uno de los cambios más importantes que implicará esta normativa es que los bancos tendrán que abrirse a terceras empresas de pagos, como las fintechy aprender a trabajar con ellas. Hasta ahora, estas compañías lo tenían muy complicado para acceder al mercado, ya que existían numerosas barreras, entre ellas, un sector principalmente dominado por los bancos.

Pero ¿en qué consiste exactamente esta directiva? ¿Qué efectos directos tendrá sobre el consumidor? Los expertos consultados por HelpMyCash resuelven las principales dudas:

Más facilidad para las compras on line

A efectos prácticos, la nueva normativa facilitará los procesos de las transacciones on line. Actualmente, para cobrar cualquier compra por Internet, las empresas tienen que acudir a los servicios de una compañía de pagos electrónicos. A su vez, ésta debe solicitar información a la entidad de la tarjeta del comprador para verificar sus datos. Por último, la empresa propietaria de la tarjeta es quien carga el cobro a la cuenta corriente del comprador.

PSD2: el comercio y el banco gestionarán conjuntamente el pago del cliente

Con la entrada de la nueva ley, todo este proceso se simplificará y el comercio y el banco se pondrán directamente en contacto entre ellos. Sin embargo, esto no significará una pérdida de seguridad, ya que los nuevos actores deberán cumplir la misma normativa que las empresas de pagos tradicionales. En la práctica, las nuevas directrices facilitarán las transacciones por Internet, lo que se traducirá como una mejora de la experiencia de las compras online.

Productos adaptados a cada cliente

Entre otras novedades, la PSD2 exigirá recabar información estadística sobre las pautas de consumo de un cliente, una herramienta que permitirá a las compañías ofrecer con posterioridad productos adaptados a sus hábitos de compra. Otro de los cambios en cuanto a los consumidores es que estas empresas de pagos tendrán acceso a la información bancaria del cliente. Eso sí, solo podrán acceder a ella si dan expresamente su permiso.

Blindaje de la seguridad

Todos estos nuevos procesos se harán mediante un método seguro, ya que todos los pagos pasarán por un proceso de identificación y autenticación de los clientes para evitar que terceros se hagan pasar por ellos. De hecho, la nueva directiva ha trabajado en reforzar la seguridad, tanto para el cliente como para las empresas proveedoras de los servicios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad