Adolfo Domínguez llega a la tercera ola con casi la mitad de su plantilla aún en ERTE

El grupo que dirige Adriana Domínguez liquidó 42 tiendas durante la pandemia, que se llevó por delante casi la mitad de sus ingresos

Adolfo Domínguez llega a la tercera ola con casi la mitad de su plantilla aún en ERTE

Adolfo Domínguez ha cerrado los nueve primeros meses de su ejercicio con pérdidas de casi 15 millones, siete veces más que las registradas en el mismo periodo del año anterior debido al impacto del coronavirus, que provocó el cierre de tiendas de la cadena con la consiguiente pérdida de ingresos.

El grupo que dirige Adriana Domínguez aumentó un 28,2% las ventas online, pero no compensaron la caída de ingresos en tiendas. La facturación entre marzo y noviembre se situó en los 40,5 millones, un descenso del 47,1%. El coronavirus se llevó por delante casi la mitad de las ventas.

La compañía ourensana señala que un 39% de su red comercial sufrió algún tipo de restricción de horario o apertura durante la segunda ola del virus, entre septiembre y noviembre.

Con nuevas y duras restricciones implantándose en Europa para tratar de frenar la tercera ola del Covid-19, Adolfo Domínguez mantiene a un 43% de su plantilla en ERTE, que aplicó por primera vez en marzo por el cierre masivo de establecimientos y que renovó en la entrada del verano con la idea de recuperar progresivamente la plantilla a medida que cesaran las restricciones.

Adolfo Domínguez llega a la tercera ola con casi la mitad de su plantilla aún en ERTE

Continúan los cierres en la red de tiendas

Durante la pandemia, el grupo ha liquidado 42 establecimientos, 12 en el mercado europeo, 20 en México y 10 en el resto de mercados. La red actual está conformada por 348 puntos de venta, tras bajar la persiana de 208 establecimientos en el último lustro.

La evolución de la red de tiendas refleja el resultado de la optimización de la red comercial con el cierre de puntos de venta no estratégicos. En el trimestre, la firma ha cerrado puntos de venta en España, Honduras, Irán y Arabia Saudi y abierto otros nuevos en Portugal y Colombia”, dice la textil.

Adolfo Domínguez llega a la tercera ola con casi la mitad de su plantilla aún en ERTE

Medidas «insuficientes» del Gobierno

Adolfo Domínguez recurrió al ICO para obtener financiación extraordinaria avalada por el Ministerio de Economía, lo que le permitió obtener 15,5 millones y mantener su posición de liquidez en los 13,8 millones, aunque con una posición financiera neta negativa de 1,6 millones.

La compañía recalca en un comunicado que las medidas gubernamentales (subvenciones a la Seguridad Social de la regulación temporal de empleo y puesta en marcha de financiación a través del Instituto de Crédito Oficial) no son «suficientes» para paliar el desplome de ingresos y beneficios a causa de las restricciones al negocio o la imposibilidad de renegociar los precios de los alquileres de locales.

«La crisis del coronavirus sigue siendo determinante día a día, y más para aquellas empresas que contamos con un importante componente social y con una actividad marcada por la evolución del consumo. Ante las restricciones al comercio y la movilidad, estamos tomando todas las medidas necesarias para garantizar la liquidez y la solvencia de nuestra compañía hasta que las condiciones del negocio puedan restablecerse», ha explicado el director general de Adolfo Domínguez, Adolfo Puente.

El grupo cierre los primeros nueve meses del ejercicio con un ebitda negativo de 5,6 millones y con el margen bruto hundido por el efecto del cierre de tiendas. Pasó de los 44,9 millones a los 19,9 millones.