Amancio López pide al Gobierno que mime al turismo con un Perte

El empresario chantadino, presidente de Hotusa, reclama un Perte con ayudas para transformar el turismo y consolidar a las pymes del sector

Amancio López, en el centro, junto a la alcaldesa de Lugo, Lara Álvarez, y el conselleiro Román Rodríguez, durante la inauguración de un hotel de cuatro estrellas de Hotusa en la capital lucense

Amancio López, en el centro, junto a la alcaldesa de Lugo, Lara Álvarez, y el conselleiro Román Rodríguez, durante la inauguración de un hotel de cuatro estrellas de Hotusa en la capital lucense

Amancio López mueve ficha. El empresario chantadino, presidente del grupo Hotusa, ha reclamado este miércoles la puesta en marcha de un Perte específico para el turismo. El objetivo, según López, es que estos fondos permitan transformar el sector y contribuyan a la consolidación las empresas turísticas, en su mayoría pymes.

A través de un vídeo difundido por la propia Hotusa, el empresario gallego pide un Perte para el sector, en contraposición al Gobierno. Y es que el Ejecutivo central considera que este formato no es viable para el sector por el volumen inversor que requiere del sector privado y por el tamaño de la mayoría de empresas operadoras.

El presidente de Hotusa recuerda que el turismo es un sector «de una enorme importancia para España» y que fue determinante en la modernización del país en los años 60. «Sin sus divisas, la reindustrialización no hubiera sido posible», apunta el empresario.

A su juicio, el turismo fue también crucial para que ciudades «en decadencia posindustrial» se modernizasen de nuevo en los 90, convirtiéndose en destinos turísticos de primer nivel que aún perduran.

Las fortalezas del turismo en España

En este sentido, Amancio López afirma que España es un país seguro que cuenta con buenas infraestructuras y que ofrece además a sus visitantes historia, buen clima, gastronomía, tradición y cultura. Hay otros países, como Francia o Italia, que comparten «muchas de estas características», pero, según el empresario chantadino, España tiene un rasgo diferencial porque su ecosistema turístico está formado mayoritariamente por pequeñas y medianas empresas «que han crecido mucho partiendo de la nada».

Y esas empresas, subraya, «tienen ese concepto de pertenencia a un territorio y de permanencia en el tiempo y unos valores que son fundamentalmente sobrevivir en cualquier momento». Estas compañías, además, «han tenido un grado de innovación y digitalización muy importante«.

Por todo ello, Amancio López reivindica que se debería poner en marcha un Perte específico para el turismo, como ya se ha hecho con otros sectores como el automóvil o los microchips. Este plan de ayudas permitiría a estas empresas, que «se están convirtiendo en pequeñas multinacionales», dar un salto adelante y consolidarse en el futuro.

«Es la mejor garantía para que otra vez el turismo permita que el país esté en lo más alto. No hay ningún motivo para que esto no se dé, porque solamente se puede transformar aquello que existe e incluso aquello que está funcionando bien. Creo que es una gran oportunidad que no deberíamos perder», remarca el presidente de Hotusa.