Amancio Ortega desafía la ‘crisis rusa’: sube un 12% los salarios en la zapatería de Inditex

Sindicatos y multinacional textil acuerdan, con carácter retroactivo y desde 2021 al 2023, una subida salarial para el centro de Tempe

Proceso de fabricación de calzado en Tempe, la zapatería de Inditex, con base de operaciones en Elche, Alicante. Foto: Tempe

Proceso de fabricación de calzado en Tempe, la zapatería de Inditex, con base de operaciones en Elche, Alicante. Foto: Tempe

La próxima semana, Inditex presentará sus resultados correspondientes al ejercicio 2021. Al margen de la situación bajista que atraviesa en bolsa, derivada de la crisis por la guerra en Ucrania y el cierre de sus más de 500 tiendas en Rusia, los analistas sostienen que presentará unos buenos números en los que rozará previsiblemente los resultados prepandémicos. En este contexto, el comité de empresa de Tempe, la zapatería del grupo textil ubicada en Elche, anunció este jueves en redes sociales que, de forma mayoritaria, la plantilla había respaldado en votación el preacuerdo de condiciones laborales alcanzado entre representantes sindicales y compañía.

Según destacaron en redes sociales los grupos sindicales representados en Tempe SA, el 82% de la plantilla indefinida acudió a la votación: el 91% de los participantes, unas 536 personas, apoyaron el preacuerdo pactado, que pasa por un incremento salarial de un 12% hasta 2023.

Subida en tres años

Se trata del segundo acuerdo de condiciones de trabajo en Tempe. Inditex negocia las condiciones de sus grandes centros logísticos o fabriles por separado y con los respectivos comités. La subida salarial tiene carácter retroactivo, ya que su vigencia se establece desde el 1 de enero de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023.

Ese incremento del 12% se distribuye en un incremento de un 6,5% correspondiente al pasado 2021, de un 3,5% para este 2022 y de un 2% para el ejercicio próximo.

Revisión del IPC

Lo que también se ha acordado, según siempre el anuncio realizado por sindicatos, es una cláusula de revisión anual del IPC que quedará limitada este ejercicio hasta un máximo de un 6,5%. “En caso de ser superada esta inflación, se pagarán atrasos hasta el 6,5% y el resto, hasta el 8%, se actualizarán en el salario al año siguiente”, indica la comunicación del comité de empresa, que explica que la limitación se mantendrá también en 2023.

Ya el pasado 1 de marzo, los representantes de la plantilla, que cuenta con los sindicatos UGT, CCOO, Fetico y USO, informaron que la empresa les había trasladado “su preocupación” por la situación generada por la guerra en Ucrania y la inflación que este conflicto está provocando a nivel mundial, motivo por el que se puso sobre la mesa la posibilidad de poner una limitación máxima. Una petición que la parte social vio “lógica, debido a la situación”.

Pluses y ayudas sociales

No obstante, el pacto de condiciones laborales va más allá. Contempla, por ejemplo, la regulación de una serie de pluses por horas extra o jornadas especiales. Por ejemplo, y según se destaca, se regula un plus de tarde de 40 euros mensuales para 2022 y de 45 euros para 2023. Además, los operarios tendrá una bonificación de 100 euros y un día libre por trabajar en festivo. En el caso de que no se disfrute esa jornada a mayores, el plus se incrementará hasta los 160 euros.

Además, y como suele ser habitual en los acuerdos de condiciones de trabajo del grupo, se pactan también una serie de ayudas sociales para la plantilla. En este caso, queda establecida durante el periodo de vigencia del acuerdo, una de 350 euros por nacimiento, además de 140 euros para material escolar y de 150 euros para guardería de los hijos de los empleados. Aquellos miembros de la plantilla con personas a cargo, ya sea por enfermedad grave o discapacidad, podrían llegar a percibir hasta 175 euros mensuales.

Como ocurre en otros de los grandes centros laborales de Inditex, los empleados también pueden solicitar a la empresa un préstamo: en este caso de hasta 6.000 euros a devolver en 36 mensualidades.

Las peculiaridades de Tempe

El grupo zapatero, con centro de operaciones en Elche (Alicante), diseña, comercializa y distribuye el calzado y los complementos de las cadenas comerciales de Inditex. Se trata de una rara avis dentro de la multinacional de Amancio Ortega, ya que es la única cadena en la que el hombre más rico de España no controla la mayoría del capital. La aventura la comparte con la familia valenciana García Peraltaposeedora del 50% de las acciones.

Según la información remitida a la CNMV, Tempe cerró el ejercicio de la pandemia con unas ventas de 997 millones de euros frente a los 1.399 millones del ejercicio precedente, cuando anotó récord de ingresos. De este modo, la cifra de negocio de la zapatería cayó un 28,7%.