Las ventas de la zapatería de Inditex caen casi un 29%, por debajo de los 1.000 millones

Tempe, grupo participado en un 50% por Inditex, cerró el ejercicio de la pandemia con unas ventas de 997 millones y un retroceso en sus beneficios del 38%

Proceso de fabricación de calzado en Tempe, la zapatería de Inditex, con base de operaciones en Elche, Alicante. Foto: Tempe

Proceso de fabricación de calzado en Tempe, la zapatería de Inditex, con base de operaciones en Elche, Alicante. Foto: Tempe

Inditex presentó hace una semana sus resultados correspondientes al año de la irrupción de la pandemia. Aunque por debajo de las previsiones de los analistas, los de Pablo Isla salvaron los muebles. El beneficio neto del grupo fue de 1.106 millones de euros, un 70% menos, mientras que las ventas se quedaron en 20.402 millones, con un retroceso del 28%. La textil amortiguó el golpe debido a sus márgenes, superiores a los de sus rivales, y al fuerte impulso de la venta online, que se incrementó un 77% a tipo de cambio constante. No obstante, pasada una semana desde entonces, nuevos datos comunicados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) evidencian el fuerte impacto que el coronavirus y los cierres de tiendas obligados por la pandemia provocaron en el grupo. Tempe, la histórica zapatería de Inditex, también vio sus ventas derrumbarse un 28,7%, por encima del porcentaje de caída de Zara, la principal enseña del grupo, que rondó el 28%.

El grupo zapatero, con centro de operaciones en Elche (Alicante), diseña, comercializa y distribuye el calzado y los complementos de las cadenas comerciales de Inditex. Se trata de una rara avis dentro de la multinacional de Amancio Ortega, ya que es la única cadena en la que el hombre más rico de España no controla la mayoría del capital. La aventura la comparte con la familia valenciana García Peralta, poseedora del 50% de las acciones.

Ventas por debajo de los 1.000 millones

Según la información remitida a la CNMV, Tempe cerró el ejercicio de la pandemia con unas ventas de 997 millones de euros frente a los 1.399 millones del ejercicio precedente, cuando anotó récord de ingresos. De este modo, la cifra de negocio de la zapatería cayó un 28,7%, más de lo que porcentualmente retrocedió Zara, pero menos de lo que lo hizo Massimo Dutti (un 37%). Fue en 2015 cuando la cadena sobrepasó la barrera de los mil millones de euros en facturación, con unas ventas que no habían dejado de crecer desde entonces.

El beneficio neto de Tempe y sus filiales pasó de 101 a 62 millones de euros, un 38,6% menos. El resultado de explotación, el propio de la actividad de la sociedad, fue de 71 millones frente a los 124 millones del ejercicio previo a la irrupción del Covid-19.

Durante 2020, Inditex percibió 12 millones de euros de Tempe en concepto de dividendos, frente a los 60 millones de 2019.