Inditex se aferra al poderío de Zara mientras las ventas de Massimo Dutti caen un 37%

De todas las cadenas del grupo, Oysho y Bershka fueron las que presentaron un menor retroceso porcentual en ventas

Inditex se aferra al poderío de Zara mientras las ventas de Massimo Dutti caen un 37%

Inditex ha cerrado 2020, el año de la irrupción de la pandemia, con un retroceso de las ventas de un 28% y una caída de sus beneficios, con respecto a 2019, de un 70%. Sin embargo, distintos indicadores son muy positivos para el mercado. Además de cerrar en negro el ejercicio del coronavirus, la multinacional de Amancio Ortega ha visto como sus ventas online se disparaban un 77% y como su margen bruto se queda en el 55,8%, por encima de sus principales competidores en el mercado, como la sueca H&M. Estos dos factores fueron especialmente destacados por el presidente de la compañía, Pablo Isla, en la presentación de resultados ante inversores.

En lo que atañe a los resultados por cadenas, un año más, los beneficios de Inditex han estado fuertemente ligados al desempeño de Zara, su principal enseña. La marca aglutina casi el 70% de las ventas de la compañía.

Cara y cruz: Oysho y Massimo Dutti

En el ejercicio 2020, Zara y Zara Home facturaron de forma conjunta 14.129 millones de euros del total de 20.402 millones ingresados por el grupo. Sin embargo, el impacto del Covid se notó, ya que sus ventas descendieron un 27% en comparación con el ejercicio 2019, en línea con la caída en conjunto del grupo.

Porcentaje similar de retroceso fue el que presentó Pull&Bear que, con unas ventas de 1.425 millones, vio como su facturación descendía, en la misma línea que Zara, otro 27%.

Oysho, cadena centrada en ropa de hogar y deporte, más demandada durante la pandemia, fue la cadena con un mejor comportamiento en cuanto a ventas. De facturar 604 millones en 2019, pasó a 522 a cierre del ejercicio 2020, lo que supone una caída del 13,5%.

Al margen de Oysho, las cadenas con un menor impacto del coronavirus en sus ventas fueron Bershka y Stradivarius. La primera, la cadena de Inditex destinada a moda joven, facturó 1.772 millones de euros, un 25% menos, mientras que la segunda, con unas ventas de 1.283 millones, retrocedió un 26%.

Porcentualmente, la peor parte se la llevaron Uterqüe y Massimo Dutti. La primera, con 75 millones frente a los 115 de 2019, facturó un 34% menos, mientras que las ventas de Massimo Dutti se derrumbaron un 37% hasta los 1.197 millones.

Resultados por cadena

En lo que atañe a los beneficios antes de impuestos de cada cadena (el grupo no ofrece el resultado neto individual), Zara pasó de 3.370 millones en 2019 a 971 millones en 2020, mientras que Pull&Bear retrocedió de 301 a 95 millones de euros y Massimo Dutti de 282 a 62 millones de euros.

El beneficio antes de impuestos de Bershka fue de 113 millones frente a los 349 de 2019, mientras que Oysho pasó de 70 a 43 y Uterqüe de 9 a un millón de euros.