DomusVi aprobó más de 10 millones de beneficio en pleno confinamiento

El consejo de Geriavi, matriz del grupo de residencias, dio luz verde el 31 de marzo a las cuentas de 2019, con ganancias brutas de 19,5 millones

DomusVi aprobó más de 10 millones de beneficio en pleno confinamiento

Apenas quince días después de que el Gobierno decretase el estado de alarma y procediera al confinamiento de la sociedad española, DomuVi, el grupo líder en gestión por número de residencias de mayores, procedía a dar vía libre a las cuentas de 2019. Lo hacía Geriavi, su holding matriz, el 31 de marzo, cuando la curva de fallecimientos seguía al alza imparable, y firmaba unos números que bien podrían ser la envidia de cualquier gran empresa.

Todo esto sucedía cuando la crisis de las residencias de mayores, con centenares de fallecimientos por el Covid-19, muchos sin aclarar, era ya epicentro de la pandemia en España. Como tal, DomusVi declara un beneficio antes de impuestos correspondiente a 2019 de 19,5 millones de euros, cuando un año antes había sido de 22,3 millones. El grupo que nació de Geriatros anotó el año pasado pagos por Impuesto de Sociedades de 8,2 millones. Por tanto, su beneficio neto superó los diez millones.

Impacto presente y futuro

Geriavi, que es la matriz del grupo, actúa como holding del que cuelgan unas sesenta filiales y opera como financiador de las participadas y de nuevas compras. La sociedad dio luz verde a sus cuentas el 31 de marzo, y en ellas apenas hace referencia a la crisis del Covid-19 entre los hechos acaecidos después del cierre del ejercicio. Toca el asunto casi de perfil. Tan solo para señalar que «no es posible realizar una estimación de los impactos presentes y futuros que pudiesen generarse dentro del grupo derivados de esta crisis», entre otras cuestiones.

Las cuentas en las que se aprueba la gestión de la matriz del grupo están firmadas por tres consejeros y un secretario. Entre ellos, Josefina Fernández Miguélez, en calidad de consejera delegada, y el francés Sylvein Rabuel, que es el presidente.

Un negocio muy rentable

El negocio de DomusVi sigue siendo muy rentable, con el hándicap de que el grupo debe financiar las compras que realiza, tanto en España y Portugal como en América Latina, y costear los créditos que le concede su matriz francesa para ello. Los ingresos del holding se situaron en 17,2 millones en 2019, ligeramente por debajo de los firmados un año antes. Del total, el grueso es por prestación de servicios.

Las cuentas de Geriavi depositadas en el Registro Mercantil abundan en la rigideces financieras a las que está sometido el grupo por su política de crecimiento. De ahí que el beneficio neto, descontados los costes financieros, se sitúe en rojo, concretamente en 11,7 millones de euros de pérdidas en 2019. Sin descontar esos gastos financieros, que se elevaron a 18,8 millones solo en 2019, el holding sigue dando beneficios. De hecho, el resultado de explotación, el derivado del propio negocio, fue de 2,4 millones el año pasado, por debajo de los tres millones que había alcanzado en 2018.

A la fecha de formulación de las cuentas anuales consolidadas, es decir, ese 31 de marzo, el consejo de la matriz de DomusVi admitía que «no es posible realizar una estimación de los impactos presentes y futuros que pudiesen generarse dentro del grupo derivados de esta crisis».

Normalidad en las operaciones

Eso sí, aludían a la normalidad de las operaciones, entre las que señalaban que «no ha sido necesaria la interrupción de la actividad del grupo dado que los centros de atención a personas mayores y discapacitados deben seguir operando con normalidad, y extremando las medidas de seguridad para sus usuarios y trabajadores».

Sin mencionar un solo fallecimiento ni contagio, los gestores de Geriavi explican que «el grupo está cumpliendo con los pagos de todas las deudas financieras y pagos a sus proveedores», y «los clientes del grupo están cumpliendo con los pagos asociados a los servicios prestados con normalidad».