El BNG se aleja más de Sánchez y recoge firmas contra la subida de la luz

Ana Pontón advierte que se está programando una “invasión eólica” mientras sube la factura de la luz y pide medidas compensatorias frente a las que benefician solamente “al lobby eléctrico”

El BNG se aleja más de Sánchez y recoge firmas contra la subida de la luz

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, y el portavoz municipal, Francisco Jorquera, en la reocogida de firmas contra la subida de la luz – BNG

El PP salió a recoger firmas contra los indultos a los presos independentistas catalanes. El BNG hace lo mismo, pero para pedir una rebaja en la factura de la luz. La formación nacionalista presentó esta mañana una campaña en A Coruña en la que pretende recabar apoyos para frenar el incremento de tarifas y demandar que Galicia, como gran productora, tenga una reducción en su factura.

La portavoz nacional, Ana Pontón, vinculó la “invasión eólica” que, a su juicio, se está preparando con las políticas que «benefician únicamente al lobby eléctrico», y nunca a las “familias y las pequeñas y medianas empresas”. Por eso entiende que la instalación de eólicos y el incremento de producción deben traer consigo “medidas compensatorias” que otorguen a los gallegos “el derecho a una tarifa más baja”.

Plantar cara al Gobierno y las eléctricas

Calificó esta campaña como una medida «para plantar cara a un hecho que tendrá consecuencias negativas para la economía y para las mayorías sociales».

«Hay que decir que ya está bien de subir la factura de la luz, que ya está bien de puertas giratorias y que ya está bien de que se gobierne siempre pensando en el lobby eléctrico y no en la energía como un bien público cuyos beneficios debemos socializar», dijo Pontón, confrontando con Pedro Sánchez, al que su partido apoyó en la investidura, y al que ahora acusa de seguir la senda de los gobiernos del PP, que «hacían medidas políticas para las eléctricas y no para las mayorías sociales».

 La portavoz del BNG expuso alternativas como «una tarifa eléctrica gallega» que abarate la factura a las familias y a las empresas. Pidió «una rebaja» en el precio del IVA y que se conciba la electricidad «como un bien público, prohibiendo que a nadie se le corté la luz por no poder pagarla, porque es un bien básico».