Estas son las restricciones anunciadas por la Xunta para el día después del estado de alarma

Las nuevas medidas afectan al toque de queda, el cierre perimetral de la comunidad, los horarios de la hostelería, reuniones de convivientes y nuevas normas en residencias y centros de día

Hostelería

Imagen de archivo de un establecimiento hostelero en tiempos del Covid-19

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este jueves las nuevas medidas que regularán la comunidad una vez decaiga el estado de alarma el próximo 9 de mayo. Las restricciones, presentadas en tres grupos, afectan al toque de queda, el horario de bares y restaurantes, al cierre perimetral y a la regulación de residencias de mayores y centros de día.

El fin del estado de alarma supone la pérdida de competencias de las autonomías para regular el toque de queda y el cierre de sus fronteras, herramientas que Feijóo ha considerado esenciales y cuya pérdida ha lamentado. «Afrontaremos el mismo riesgo que antes, pero con peores instrumentos para gestionarlo«, ha incidido el presidente de la Xunta. La última palabra sobre las restricciones que pueda aplicar cada comunidad a partir de ahora será del Tribunal Supremo.

Antes de anunciar las restricciones, Feijóo ha querido subrayar que el 9 de mayo «termina el estado de alarma, pero no la pandemia», y ha hecho un llamamiento a todos los gallegos para que sean precavidos porque «el nivel de vacunación todavía no es suficiente, seguimos en plena pandemia, las amenazas del Covid no cambian de un día para otro». 

Toque de queda y cierre perimetral

Tanto el toque de queda como el cierre perimetral de la comunidad autónoma de Galicia decaen a partir del día 9 de mayo a las doce de la noche. Sin embargo, tanto la restricción nocturna como el cierre de fronteras permanecerán en los concellos de riesgo extremo, aunque la Xunta necesitará para esto la ratificación del juzgado. Los ayuntamientos con el nivel de riesgo máximo son cinco actualmente: Cambados, Vilanova de Arousa, Cualedro, Laza y Padrón.

Así, prácticamente cualquier persona podrá entrar a Galicia, aunque se reforzará el registro de viajeros que llegan a la comunidad desde zonas con alta incidencia del virus. Además, los ciudadanos dispondrán de un puesto de cribado en los tres aeropuertos gallegos para confirmar su diagnóstico.

Ampliación de los horarios de hostelería

En cuanto al horario de la hostelería, una de las medidas más demandadas, a partir del 9 de mayo los bares y cafeterías podrán abrir hasta las 23 horas, y los restaurantes hasta la 01.00 de la madrugada, aunque estos últimos deberán cumplir los mismos requisitos vigentes durante los últimos días del estado de alarma.

La Xunta propondrá también la limitación de reuniones de no convivientes entre la 1 y las 6 de la mañana, porque «no se puede pedir esfuerzos a la hostelería y no a las personas», ha señalado el presidente. El Ejecutivo gallego necesitará un aval judicial para que llevar a cabo esta medida en los domicilios.

Residencias y centros de día

Con el 95% de los usuarios de residencias ya vacunados con dos dosis en Galicia en estos momentos, la Xunta ha decidido que los mayores puedan pasar unos días con sus familias. El periodo mínimo permitido será de cinco días, y a la vuelta se realizará una prueba de antígenos, excepto para aquellas salidas a ayuntamientos en riesgo máximo, que no estarán permitidas. A partir del domingo será posible el contacto físico durante las visitas, aunque higienizando el espacio después. En el caso de los centros de día que superen el 90% de usuarios vacunados se permitirá que los mismos salgan a dar paseos por el entorno.

Ahora en portada

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y su homólogo en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, acusan al Ministerio de Sanidad de improvisar las medidas de Semana Santa. EFE/ Salvador Sas

La inesperada guerra por el fin de las mascarillas